El ABC  de la
 Espiritualidad Humana
 

 

 


Una Metafísica para Todos

(Aprendiendo a Defender la Alegría)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TERCERA PARTE: La Era de Acuario

 

 

 

 


TERCERA PARTE: La Era de Acuario

 

 

Capítulo 7.- Atisbos de Plan Divino

 

¿Para qué tanto DESASTRE, MISERIA y CORRUPCIÓN?

En realidad, la Vida está intacta. Pero la Civilización creada y gobernada por los hombres de ha transformado en una sociedad globalizada no apta para niños, ni para viejos.

 

La acumulación de poder y dinero es el paradigma vigente, y la exclusión su consecuencia inevitable.

 

-         3.000 millones de personas (el 50% de la población del planeta), están excluidos del sistema económico (Informe del Banco Mundial 2001 “Atacando la Pobreza”)

 

-         5.000 millones de personas (el 82% de la población del planeta), nunca vieron un médico, ni lo verán hasta que se mueran (Informe de la Organización Mundial de la Salud, 1989)

 

-         Con sólo los intereses del dinero que poseen las 9 familias más ricas, podría eliminarse el hambre de la faz de la Tierra (informe del representante del Centro de Información de Naciones Unidas para Argentina y Uruguay, Ángel Escudero de Paz, 2000).

 

 

 

Esta situación es ratificada por los datos del siguiente gráfico, que resume información del Informe sobre Calidad de Vida del PNUD, y de las revistas TIME y FORTUNE.

 

 

 

Lo que llamamos “Plutocracia Global” está definida en el libro “El Futuro del Dinero” (1997), de la siguiente manera:

 

CAPÍTULO 1:

 

¿DEMOCRACIA O PLUTOCRACIA?

 

 

 

   N

uestra civilización occidental, en el probable apogeo de su evolución, se ha convertido en una plutocracia de características excepcionales.          

 

 

          En efecto, el poder es detentado por los únicos tres sectores “ricos” verdaderamente “globalizados” del planeta:

 

                     .           la producción y el tráfico de drogas,

                     .           la fabricación y la venta de armas,

                     .           el sistema financiero.

 

          Los tres comparten una característica curiosa: son potencias ocultas, que actúan detrás de los otros sistemas visibles de poder, a los que controlan también de modos poco transparentes y sospechadamente corruptos.

 

          El otro elemento común es la responsabilidad por el manejo de las más grandes cantidades de dinero del planeta.

 

          Estas hipótesis a confirmar explican las razones por las cuales el sistema político carece de poder y de credibilidad y el sistema económico fracasa en el intento de cumplir su única función útil para la humanidad: hacer que la gente trabaje, produzca y madure.

 

          Cuando hablamos de sistemas políticos o económicos lo hacemos sin distinciones ideológicas.  Comunismo, capitalismo, feudalismo, sus mezclas y experimentos variados, están involucionando del modo que varios autores describen con diferente precisión.  “El fin del trabajo”, “El horror económico”, “El fin del mito de la economía de mercado”, “El fin de la historia”, son algunos libros que comparten la misma percepción: algo está muriendo, y no se sabe lo que viene.

 

          En la naturaleza, en efecto, la corrupción aparece y se manifiesta cuando algo ha muerto.  Algo huele a podrido... no sólo en Dinamarca.

 

          ¿Qué murió?   O más precisamente, ¿qué está muriendo?

 

          Algunas pestilencias provienen de cloacas que los noticieros de los medios y de la TV mundial, en vías de globalización, nos están mostrando cotidianamente.

 

          Desempleo, “homeless” (aquellos que no tienen hogar ni techo), trabajo esclavo, prostitución infantil, hambre, sed, violencias varias, guerras, coimas, cohecho, mafias, asesinatos, injusticia, insensibilidad social, egoísmo...

 

          El trípode oculto tiene, en apariencia, un solo mandato: aumentar sus ganancias, a cualquier precio.  Esta manía acumulativa se manifiesta en los procesos de privatización planetarios.  Todo lo público  (abierto, común, conocido, inclusivo) tiene que ser privado (oculto, reservado, secreto, exclusivo).

 

          Es un experimento notable del uso del poder, cuyo análisis desapasionado probablemente arroje alguna luz sobre los aspectos más oscuros de nuestra vida como especie humana.

 

          No obstante, en cada uno de nosotros, una indisimulable sensación de peligro es mayor que la atracción de la posible oportunidad de develar alguno de los secretos del poder.

 

          Este sentimiento de temor es ancestral, y tiene que ver con nuestro instinto de supervivencia, que en pocas décadas pasó del miedo a la guerra atómica al miedo a quedar excluidos del sistema económico.  Que son nada más (ni nada menos) que manifestaciones del temor a la muerte.  Sin embargo, sigue siendo atractivo reflexionar sobre el poder oculto en la materia, el poder del dinero, y el poder de la muerte.  ¿O no?

 

          Es necesario en este punto recordar que en la naturaleza, la muerte de lo viejo implica la posibilidad del nacimiento de lo nuevo.  Existe un orden natural, planetario, estelar y universal que garantiza una primavera después del invierno, y la salida del sol a continuación de una noche oscura.

 

          La conexión con el temor disminuye notablemente nuestra capacidad de comprender las fuerzas que están operando para generar lo que percibimos como un verdadero caos amenazador en los asuntos mundiales.  Y estamos tan vapuleados que nos resulta difícil confiar.  En especial, a los argentinos.

 

          Sin embargo, ésta parece ser la más brillante oportunidad que nos presenta una cotidianeidad signada por el mal uso del dinero: conocer qué es el dinero, qué significa, cuál es su poder, para qué sirve y cómo puede ser empleado para beneficio de cada hombre, de cada empresa, de cada nación y de la humanidad toda.

 

          No hay nada más adecuado que vivir en la plutocracia más cruel, que se manifiesta con toda su fuerza en la Argentina, para realizar tamaño aprendizaje.

 

          Un mínimo ejemplo de lo que decimos, sin tener en cuenta la deuda externa, y además de las manifestaciones de los maestros de escuela, de los jubilados, de los estudiantes y de los desempleados que cortan rutas, hacen ayuno voluntario y concentraciones públicas cotidianas, pudo verse con toda claridad hacia fines de mayo de 1997.  En la inauguración de la reunión anual de los Bancos nacionales, el Presidente de la República pidió, con toda humildad, que los bancos intentaran bajar las tasas de interés, que son las más altas del planeta.  La reacción de los “grandes felinos” globales ante semejante muestra de ingenuidad política e impotencia manifiesta, fue instantánea.  A la semana siguiente se había concretado la compra de porciones decisorias de tres de los más grandes bancos privados argentinos.  La banca internacional, acostumbrada a tratos menos inocentes por parte de los entes financieros gubernamentales de las naciones más avanzadas, ve en nuestro país, desde hace varios lustros, un campo de experimentación tan indefenso que lo de Hitler/Franco con Guernica semeja un poroto histórico.  Las armas han cambiado, pero la potencia destructiva es enormemente superior.  Nos están chupando hasta los huesos... a punto tal que está en peligro la supervivencia de la Nación.

 

          Lo que sigue es apto para plutócratas, para sus víctimas y también para los observadores pasivos de los sucesos históricos.

 

          En realidad, no hay nada criticable en la plutocracia como sistema de empleo del poder.  De hecho, todos los gobiernos son necesariamente plutócratas.  Manejan el poder y la riqueza de los pueblos, ya sea por delegación o por imposición.  El único problema con la plutocracia vigente es que sólo necesita (y utiliza) a tres tipos de seres humanos:

 

          -           a los esclavos de la droga

          -           a los perros de la guerra

          -           a los usureros y sus víctimas, los consumistas.

 

          El resto de la sociedad queda excluida del sistema, salvo que las personas decidan afectar seriamente su libertad y someterse a las reglas feroces de alguna de las tres principales corrientes de dinero del planeta.

 

          ¿Cómo hemos generado semejante situación?

 

          La primera parte de este libro está dedicada a explorar el pasado, con el fin de indagar profundamente en variados ámbitos del conocimiento, e intentar comprender las fuerzas que han contribuido a hacer de nuestra sociedad un muestrario viviente del egoísmo, de la crueldad y de la corrupción de que somos capaces los hombres, al tiempo que también se acentúan las expresiones de la belleza, del altruismo y de la sensibilidad que son otros componentes poderosos de la naturaleza humana.

 

          La enorme tensión que crece día a día entre ambas manifestaciones polares, presagia rupturas de bolsas, partos y surgimientos que, sin duda, agotarán nuestra precaria capacidad de asombro.

 

¿Alguien cree que esta Plutocracia Global que gobierna la Civilización Occidental Globalizada puede siquiera pensar en abandonar el paradigma de la ACUMULACIÓN?

 

Habría que poseer una ingenuidad a toda prueba para imaginar que esta situación se modificará en beneficio de la Humanidad, por parte de los que hoy tienen el poder.

 

Por esta razón están sembradas y creciendo desaforadamente las semillas de la destrucción y de la muerte inevitable de la actual Civilización.

 

¿Qué nos permite pronosticar tamaña crisis?

 

Dos enfoques concurren para que podamos aceptar la hipótesis de esta muerte anunciada e inexorable.

 

El primero es una descripción de las etapas de todo proceso de creación, y también de todo proceso de destrucción de lo creado, cuando la forma creada deja de servir al propósito de la Vida, como ocurre con todo lo que vemos, que está en Evolución hacia perfecciones inimaginables.

 

 

Como vemos, el desvío del propósito original genera la cristalización y la muerte, porque la forma creada no puede ya servir a aquello para lo que fue diseñado (o pensado). Todo lo que tiene que estar blando se endurece, y todo lo que tiene que estar duro se ablanda. Entonces, usted muere.

 

Esto es aplicable a un ser humano, a una pareja, a una fábrica de autos, a un gobierno, a una civilización.

 

El segundo elemento que indica con precisión el final del juego de la Civilización Occidental es el conjunto de ideas descripto por ARNOLD TOYNBEE en su obra “Estudio de la Historia”, que resumiéramos en el libro “El Nacimiento de una Nueva Civilización” (www.santuarios.com)

 

 

Las Civilizaciones como individuos multipersonales.

 

Una pareja humana es una entidad diferente de las partes que la componen. Puede ser mucho mejor o mucho peor que la simple agregación de las virtudes o los defectos de ambos integrantes. La calidad de una pareja es directamente proporcional a la calidad de la relación entre los dos. Ambos pueden ser individuos maravillosos, pero que no pueden generar ni sostener una relación amorosa. O sí. Dos seres imperfectos pueden crear una bellísima relación. O no.

 

Lo mismo sucede con los grupos humanos de cualquier tipo, como las empresas o los clubes de fútbol, o los equipos de trabajo. La clave del sentido de su existencia es la calidad de sus relaciones.

 

Del mismo modo Arnold  Toynbee, en su obra magna “Estudio de la Historia”, no sólo ha identificado 21 civilizaciones desde los albores conocidos de la actividad humana organizada, sino que descubrió el “modelo” que ha determinado en su oportunidad el crecimiento, apogeo y muerte de las veinte civilizaciones que precedieron a nuestra Civilización Occidental. La clave de tales procesos, comunes a todas, reside en  la calidad de las relaciones entre gobernantes y gobernados.

 

Al igual que los seres humanos, las parejas, las empresas, los clubes de fútbol, los bancos, las financieras también mueren. Aunque estés casado, morirás. Aunque hayas acumulado miles de millones, morirás.

 

Algunas civilizaciones humanas murieron sin dejar descendencia, como la egipcia. Los faraones del final eligieron dedicar las energías humanas y materiales disponibles a la construcción de sus notables tumbas, proyecto faraónico si los hay, esclavizando en la empresa tanto a los enemigos como a su propio pueblo. La arena cubrió por milenios, piadosamente, los pétreos escenarios saturninos. Otras civilizaciones sin descendencia fueron  la andina (incas), la yucateca y la mejicana (aztecas), destruidas prematuramente por los españoles.

 

Nuestra civilización actual es hija dilecta de la Civilización Helénica, creada por los griegos y finalizada por los romanos, por medio de la generación del global Imperio del mismo nombre.

 

Los ciclos vitales de los hombres no superan el siglo, por lo general. Los ciclos vitales de las civilizaciones humanas oscilan entre dos y tres milenios.

 

 

 

Los ciclos vitales de las Civilizaciones

 

Las más grandes organizaciones humanas tienen elementos componentes que son  esencialmente idénticos, y que las caracterizan como tales. En realidad, los elementos idénticos son los hombres y las mujeres que las integran, por lo que es más apropiado hablar de procesos vitales y de tipos de relaciones esencialmente iguales, y de productos o frutos que son variados y múltiples.

 

El modelo de expresión de las civilizaciones admite el siguiente resumen gráfico:

 

     

 

eterealización

                                                   nacimiento              civilización B

                                                   de la nueva

                                                   religión

  

 

 

 

 

                                                                     

 

 

                                         GLOBALIZACIÓN      CAOS

 


                                        

 

 

 

                 civilización A

 

 

 

 

 

 

   

 

     

 

 

0                      1                           2                 tiempo  (en milenios)


Los cinco estadios de expresión son los mismos que los de cualquier ser mortal: nacimiento, crecimiento, apogeo, declinación y muerte.

 

Los dos primeros períodos implican la existencia y relación de grupos humanos sometidos a las circunstancias de la vida comúnmente denominadas crisis. Alguna amenaza se cierne sobre el grupo. Pocas personas vislumbran la solución del problema, tienen poder para concretar la solución y consiguen transmitir a la mayoría la idea, de modo que todos la adopten como propia, o, por lo menos no se opongan manifiestamente. Toynbee denomina al proceso mimesis (imitación en griego ), y a las personas que lo conducen las llama minoría creadora. Si el conjunto logra resolver la crisis, nace una nueva civilización y se desarrolla en la medida de su potencialidad de elevación y siempre que el medio ambiente y los desafíos internos y externos lo posibiliten. Existen civilizaciones detenidas, como las de los esquimales, probablemente porque las condiciones climáticas exigen al grupo un esfuerzo enorme sólo para sobrevivir y cubrir las necesidades básicas.

 

En el Valle del Nilo, cuando los habitantes lograron transformar las inundaciones periódicas en un notable sistema de riego y cultivo, floreció la civilización egipcia de tal manera que los frutos de la inteligencia, la creatividad, el poder y la sabiduría han logrado trascender la muerte de la sociedad hasta convertirse en patrimonio de la humanidad.

 

Cada civilización se ha desarrollado hasta alcanzar un punto de máximo brillo, de apogeo.

Las flores de la primavera y los frutos del verano de las civilizaciones humanas han sido maravillosos. Pero luego llega el otoño, puntualmente. Sobreviene la némesis de la creatividad. La minoría creadora se transforma en minoría dominante. Cesa la capacidad de generar y transmitir ideas que sean aceptables para todos, y los gobernantes se separan de los gobernados, dejan de subvenir a las necesidades de la población y comienzan a emplear su poder para satisfacer sus propias necesidades, que generalmente son de más poder personal.

 

Para sostenerse, crean fuerzas militares para imponer su ideología a todos. La libertad, la igualdad y la fraternidad originales comienzan a desdibujarse.

 

Cuando aparecen los militares, cuya naturaleza ideológica es el conflicto, también aparecen las fronteras, y dos nuevos grupos humanos toman relevancia. Los que están del otro lado de la frontera y se oponen al orden dominante, son los bárbaros. Los que permanecen dentro de los límites del imperio y no aceptan la imposición ideológica de la minoría dominante, son llamados por Toynbee el proletariado interno.

 

La solución indefectiblemente adoptada por las 20 civilizaciones que precedieron a la nuestra fue la misma: incrementar las fuerzas de seguridad y el armamento, para sostener el orden, y tratar de correr la frontera lo más lejos posible del centro de poder, premiando a los guerreros triunfantes con el botín tradicional de tierras, posesiones y poder personal.

 

Sucede lo previsible. Una gran expansión territorial, que constituye lo que hoy denominamos globalización y que Toynbee llama Estado Universal, al  que le sigue la Pax Universal, cuyo ejemplo más conocido en nuestra cultura es la Pax Romana. Es el principio del fin de la civilización, porque el poder y la inteligencia de los hombres y mujeres que han sido excluidos del orden plutócrata son muy grandes. Los excluidos internos crean una nueva religión, cosa algo extraña para nosotros pero que el gran historiador demuestra que se ha producido sistemáticamente en todos los procesos que estamos describiendo. Ese nuevo ideario es el germen de una nueva cultura. Durante la Pax Romana nació Jesús de Nazaret, llamado más tarde Jesús el Cristo, y finalmente Cristo Resucitado.

 

El derrumbe del orden universal es la consecuencia de la acción conjunta de tres factores poderosos, que son los siguientes:

 

1) El conjunto de pésimas relaciones humanas de una sociedad excluyente, que está basada en un orden esclavista, elitista y separatista, en donde los valores de la libertad, la igualdad y la fraternidad no se respetan, ya sea parcial o totalmente. La acumulación de poder y de bienes materiales son las motivaciones principales de los actores. La lealtad a la patria no puede ser compartida en el Estado Universal. Sólo se es leal a uno mismo. El egoísta no puede sostener ningún proyecto común incluyente, lo que configura una situación de gran debilidad social, en agudo contraste con la opulencia material imperante.

 

2) Los bárbaros externos, amenazados por una expansión que no pueden comprender ni aceptar, operando incitados por el instinto de supervivencia, fuerza poderosa si las hay.

 

3) El proletariado interno, más numeroso e ingobernable cuanto mayor es la expansión imperial, que opera impulsado por un anhelo de libertad y de elevación espiritual, fuerza poderosa si las hay. Este último grupo inicia una sociedad que constituye el brote de la nueva civilización, si es que logra sobrevivir a la caída del gran tronco milenario de la civilización muriente.

 

La interacción de estos tres poderosos conjuntos humanos determina la aparición de un estado de caos que afecta con más fuerza a los que más tienen que perder en cuanto a su situación de status, poder o bienes. Los excluidos y los bárbaros, al estar amenazados de muerte de cualquier manera, están en posición de jugarse la vida. Y de ganarla.

 

 

Los tiempos revueltos

 

Como el sapo que traga el humo hasta reventar, ninguna de las 20 organizaciones anteriores a nuestra civilización pudo detener la expansión incontrolada. Es conveniente preguntarse por qué.

 

El militarismo, para sobrevivir, necesita la existencia del conflicto y del enemigo. Si el enemigo se murió, debe crear otro nuevo. De lo contrario, desaparece su razón de ser. Cuando un dirigente crea una fuerza armada, es como si creara una criatura al estilo de Frankenstein. Cobra vida propia, y ya no la puede controlar ni detener. Toda la historia es así. Cuando un hombre abre la Caja de Pandora del miedo y del odio, los males se extienden por la superficie de la tierra y terminan aniquilando todo, incluso al dueño de la Caja.

 

Este cruento aprendizaje no parece haber sido asimilado aún por la precaria mentalidad de los líderes que no respetan la vida humana como algo sagrado, que debe ser cuidado con total dedicación y esmero. Tanto la vida propia, como la de cualquier otro ser humano.

 

Los tiempos revueltos, o el caos social emergente de la falta de cuidado de la dirigencia en relación con los que piensan distinto, o no saben, o no pueden, determina nuevos ciclos de incremento de la separatividad y del militarismo, es decir del empeoramiento de la calidad de las relaciones entre gobernantes y gobernados, quienes no pueden cerrar la puerta a los males, que ellos mismos abrieron, y por la que se les escapa el poder y la vida.

 

Es necesario destacar la tremenda responsabilidad de los dirigentes, o la minoría que detenta el poder, en relación con el sentido de marcha (elevación o destrucción) de la organización social bajo su influencia. Esto depende directamente de la motivación personal de los líderes, y de su capacidad de accionar en un sentido o en otro. Este enfoque diluye un tanto la ilusión de la existencia real de sistemas de gobierno que nos gusta llamar democracias. El poder es ejercido, aún, por minorías que, abierta o solapadamente, operan en forma altruista o egoísta, decidiendo el destino de la humanidad. Afortunadamente, la vida también opera en forma notablemente poderosa, determinando la muerte de las civilizaciones que ya no les sirven a los hombres. Esta ley de las compensaciones recibe el nombre de “cosecharás lo que siembres” o “karma”.

 

 

 

El crecimiento de la nueva civilización

 

Cuando comienza a manifestarse la globalización, por el proceso inevitable de exclusión descripto, una cantidad apreciable de semillas cae a tierra. Son los hombres y mujeres expulsados, con su capacidad creativa intacta, que se conectan con la visión de que otra realidad es posible. Algunas semillas caen entre las rocas y perecen sin brotar. Otras, por el contrario, brotan en suelo fértil, y otras, las menos, crecen aún entre las piedras o en las grietas de las sólidas murallas que separan al imperio de los bárbaros. En cada semilla está el bosque. La vida es indetenible, como está comprobado. O al menos, es indetenible por parte de las acciones de los hombres, por más poderosos que crean ser.

 

Lo que surge de la lectura del “Estudio de la Historia”, son dos conceptos muy claros: la libertad humana parece ser una ley imposible de transgredir sin consecuencias nefastas para el transgresor, y complementariamente, la creatividad humana no tiene, aún, límites conocidos. El hombre ha sido capaz de liberarse de las peores tiranías, y la capacidad para destruir cualquier sistema de control que opere en contra de los valores humanos esenciales es insólitamente grande. A punto tal que a pesar de haber muerto una veintena de experimentos de organización global, subsiste una humanidad que ha podido evolucionar de tal modo que en nuestra época existe una sociedad que ha logrado eliminar el hambre de sus integrantes como problema estructural del grupo. Ninguna organización llegó a tal punto de eterealización como la Comunidad Europea de Naciones.

 

De manera que no resulta razonable temerle al caos de la globalización. Según los griegos, del Caos nació la Luz.

 

Por otra parte, los tiempos revueltos indican la posibilidad de un cambio de paradigmas, que como veremos, no necesariamente implican peligro para todos, sino indudablemente una gran oportunidad para la mayoría.

 

El DESASTRE (que significa estar desconectado de los Astros), la MISERIA MIS/EROS (que significa desconexión del Amor) y la CORRUPCIÓN (COR-RUPTO, corazón roto, que tampoco puede conectarse con el Amor), ampliamente visibles tanto entre los opulentos como entre los desheredados, presagian la caída de un orden social que ya no le sirve a la Humanidad.

 

El Nacimiento de una Nueva Civilización

Como sabemos que la clave de la Vida en la Tierra no es la muerte, sino la Resurrección, tal como vino a enseñárnoslo el Cristo Mismo, es adecuado en estos tiempos revueltos, estar atento a las señales tempranas del Nacimiento que se está produciendo con una fuerza también irrefrenable.

 

Estas señales están descriptas en el libro “El Nacimiento de una Nueva Civilización”, de la siguiente forma:

 

Capítulo 13.-  La Resurrección de la Humanidad

 

La trascendencia del materialismo y del egoísmo

 

El pantano que ha creado la Plutocracia Global, de la cual formamos parte cada uno de nosotros cada vez que nos invade el miedo o el odio, determina la desaparición de nuestra actual civilización, sumergida como está en la miseria, en la corrupción y en la violencia, de un modo tan contundente que no se percibe la posibilidad de transformación de las metas materialistas y egoístas de los que detentan el poder, por lo cual es predecible la autodestrucción del orden imperante por acumulación de poder económico.

 

No obstante, el mundo está colmado de grupos que trabajan para el bienestar de los hombres, de manera que también resulta predecible un resurgimiento de la humanidad para crear un orden basado en el amor y en el abandono de las antiguas ideas y modos de vivir. Si viene Cristo, deberá hablarnos de la resurrección de la Humanidad, única posibilidad de llegar a hacer “cosas más grandes” que las que él hizo.

 

Si percibiéramos la excepcional situación de la Humanidad, colgada entre un pasado desventurado y oscuro, y un futuro pleno de promesas, de alegría y de abundancia, como en ninguna otra ocasión de la historia, podríamos trabajar con esperanza renovada, apoyada no sólo en nuestra presentida divinidad inmanente, sino en las señales extraordinarias que han transmitido los mensajeros de la divinidad trascendente.

 

 

La Gran Invocación

 

Se dice que el mismo Gran Mensajero denominado Cristo la recitó en junio de 1945, en la agonía de la Segunda Guerra Mundial, para aliviar la angustia de la humanidad y facilitar la creación de las condiciones para la reaparición anunciada hoy por los líderes religiosos del mundo:

 

 

La belleza y el poder de esta plegaria reside en su sencillez y en que expresa ciertas verdades esenciales que todos los hombres aceptan innata y naturalmente:

   

    -la verdad de la existencia de una Inteligencia fundamental a la que vagamente denominamos Dios;

 

    -la verdad de que detrás de todas las apariencias externas, el amor es el poder motivador del universo;

 

    -la verdad de que vino a la Tierra una gran individualidad llamada Cristo por los cristianos, que encarnó ese amor para que adquiriéramos comprensión;

 

    -la verdad de que el amor y la sabiduría son consecuencia de lo que se denomina la voluntad de Dios, y finalmente,

 

    -la verdad autoevidente de que el Plan divino únicamente puede desarrollarse a través de la humanidad.

 

La última línea contiene la idea de restauración de algo que se desmadró, dando la tónica del futuro y que llegará el día en que la idea original de Dios y su intención original ya no serán frustradas por el egoísmo o el materialismo de los hombres.

 

Contiene también la revelación de la existencia de los Maestros, que son todos aquellos seres cuyo nivel de conciencia es más elevado que el nuestro y menos pleno que el de Cristo, y cuya situación actual de ausencia respecto de la humanidad sólo puede ser explicada por la vigencia de un ciclo de oscuridad o de separación como el del Kali Yuga de la filosofía oriental.

 

La resurrección de la humanidad consistirá en el fin de las esclavitudes del trabajo y del dinero, en la concreción paulatina del ideal de Libertad, Igualdad y Fraternidad, y de la inauguración efectiva de la Civilización del Amor, cuyas señales tempranas ya son perceptibles en todo el planeta, que traerá la Vida Plena y Abundante para todos.

 

 

 

Según Annie Besant, una brillante mujer espiritualmente desarrollada, la extraordinaria oportunidad de estas épocas consiste en que la Nueva Civilización emergente tiene la posibilidad de generar un orden social adecuado ANTES de que termine de caer la Civilización Occidental. La experiencia que más conocemos históricamente fue el CAOS vigente entre la caída del orden global corrupto del Imperio Romano, y la creación de cierto orden social eficaz por parte de nuestra actual civilización. Hubo UN MILENIO de señores feudales y siervos de la gleba.

 

Esta transición posiblemente ordenada fue descripta en el libro “Visión” (1988) de Ken Carey, con las siguientes palabras:

 

CAPITULO VII:

 

MENSAJE PERSONAL DEL JARDINERO QUE REGRESA AL JARDÍN

 

Bajo la faz de las lealtades humanas superficiales, por debajo del tejido de un mundo caído, mi Visión ha continuado, y continúa ahora. En la medida en la que los seres humanos compartieron mi Visión, ellos conocieron la Vida; mientras permitieron fluir a través de ellos a las corrientes de mi amor, experimentaron la Realidad. A lo largo de la era de la Caída, he continuado percibiéndolos como seres perfectos. Los veo como si estuvieran perfectamente tranquilos. Aceptando esto, vuelven al hogar. La imagen de su Creador se transforma en vuestra propia imagen.

...

 

Mi Despertar biológico es la culminación de un proceso iniciado hace algo así como 4.000 millones de años, según vuestra manera de medir el tiempo. Soy consciente del impulso de la Realidad que ahora irrumpe en vuestros asuntos. Ustedes son conscientes  de la costra histórica, que aún necesita ser destruida por los impactos del amor, pero yo soy consciente de lo que está debajo, detrás y dentro de esos impactos. Sé de dónde provienen. Si tienen que penetrar en asfalto y concreto, lo harán, pero ningún corazón humano es tan duro. Aún si cayera la conciencia humana, ha sido ordenado que un día la gran piedra del miedo será apartada de la boca  del corazón humano, y el Jardinero regresará al Jardín. Las curvas de cada ciclo desde el comienzo de los tiempos (ciclos largos y ciclos cortos), llegarán juntas a su máximo valor simultáneamente a poco tiempo del inicio del Tercer Milenio después de Cristo.

 

El impulso de la Realidad que está llegando al tiempo humano es enorme. El despertar está asegurado. Pero ¿Cuál  es la naturaleza de ese despertar?

 

Hay varios escenarios que podrían darse. Algunos de ellos producirían una transición más saludable que otros. Les he sugerido algo de lo peor para desafiarlos, para solicitar vuestra iniciativa. Pero no he hablado aún de lo mejor.

 

Conociendo todas las variables humanas, tengo confianza. Tengo confianza en ustedes como especie. Tengo confianza en ti, personalmente. Conozco la inteligencia que ya se ha filtrado en sus asuntos. Sólo puede crecer.

 

Pronto no existirá ciudad o pueblo en ninguno de los más remotos lugares del globo, que no esté bendecido con la presencia de alguno de Los  Que Han Despertado, guiando a la gente hacia mi amor. Un florecimiento de Sabiduría, una explosión de inteligencia, una elevación del nivel o de conciencia, un crecimiento de la comprensión, llámenlo como quieran, ha comenzado.

...

 

 

 

Por ustedes y por miles de otros como ustedes que están ofreciendo sus vidas a mi espíritu, el próximo cuarto de siglo sobre la Tierra verá una proliferación de los más iluminados y efectivos programas educacionales que jamás hayan  engalanado la atmósfera conceptual de ningún planeta. Existen todas las probabilidades de que la curación del mundo humano se produzca tan armoniosamente como una flor que se abre.

 

Esta es mi Visión.

 

Una historia feliz.

 

¿Me ayudarán a convertirla en realidad?

 

 

 

 

 

 

 

La Utilidad Cósmica del Quinto Reino de la Naturaleza

Suponiendo que la muerte y resurrección descriptas operen con arreglo al Propósito de la Deidad a la que podemos llamar Logos Planetario, quien empleando las energías solares y cósmicas disponibles podría generar una expansión de conciencia de tal magnitud que llegara a transformar a la Tierra en un planeta consagrado al Amor, la Humanidad, en su rol de Centro Energético planetario por medio del cual se Realiza el Plan de Amor y de Luz, tal como dice la Gran Invocación, tiene un papel fundamental que cumplir en la concreción del Plan Divino, imposible de reconocer con precisión, pero posible de atisbar o presentir.

 

¿Para qué podría servir una raza humana de seres autorrealizados, que han trascendido los miedos, y capaces de funcionar distribuyendo los poderes espirituales inconmensurables puestos al servicio del Plan?

 

Esta capacidad para reconocer, emplear, cualificar y transmitir o irradiar energías y fuerzas, podría ser empleada para perfeccionar la Creación que conocemos como los tres reinos subhumanos de la Naturaleza: el Reino Mineral, el Reino Vegetal y el Reino Animal. Esta función de co-creadores del Plan Divino se correspondería con la profecía crística ya mencionada: “Haréis cosas más grandes que las que Yo Hice”.

 

Dejando volar un poco más la imaginación, y luego de comparar la belleza natural de un planeta como la Tierra, tanto en su manifestación mineral como vegetal o animal, en contraste con la recientemente conocida aridez espantosa de un planeta como Marte, no sería descabellado suponer que luego de perfeccionar nuestro bellísimo paraíso terrenal en todos sus aspectos visibles, nos toque la tarea fantástica de co-crear paraísos en todo el sistema solar; y por qué no en los 200.000 millones de sistemas solares de la Galaxia de la Vía Láctea, nuestro habitat cósmico; y quizás también en los infinitos mundos que integran los 200.000 millones de galaxias conocidas hasta el presente, simplemente para la Eterna Gloria de Dios...

 

¿Quién dijo que no hay trabajo en la Argentina?

 

La Gran Oportunidad Argentina

Nuestro querido país marcha claramente a la vanguardia del proceso de caída de la Civilización Occidental. La exclusión del sistema económico supera el promedio mundial.

 

Pero su característica distintiva es que el desarrollo intelectual de los excluidos es notoriamente superior al promedio de los excluidos del planeta.

 

Esto genera una oportunidad que puede resumirse en las palabras siguientes: estamos siendo LIBERADOS de dos esclavitudes milenarias; la del dinero y la del trabajo esclavo, para que podamos desarrollar al máximo nuestro potencial humano-divino.

 

El epílogo del libros “El Asombroso Destino de la Humanidad – La Oportunidad Argentina”, expresa que esta oportunidad está siendo creada e impulsada por la Jerarquía de Maestros, en las palabras de Vicente Beltrán Anglada:

 

EPÍLOGO

La oportunidad argentina consiste en que la exclusión de su población del sistema económico es continuada, acelerada,  de alta calidad intelectual y de gran valentía individual.

Si encauzamos correctamente esta gran disponibilidad de hombres y mujeres íntegros, comenzando por nuestra propia vida, podemos inaugurar en esta sufriente porción del planeta una gran usina de luz de la Nueva Civilización.

Esto no es una afirmación voluntarista ni un deseo místico, sino que está basada en el conocimiento de circunstancias espirituales de gran significación que han ocurrido hace poco tiempo, a  posteriori de la edición del último libro del Maestro D.K, que fueran escritos por Alice Bailey.

Una de las figuras reconocidas como de un adecuado desarrollo espiritual, Don Vicente Beltrán Anglada, dirigiéndose en 1985 a sus amigos de Argentina, les dijo:

Lo primero que les diría a ustedes al empezar y enfrentar por primera vez al gran pueblo argentino, es el de confianza en el futuro. Ustedes han sufrido mucho durante los últimos años y este sufrimiento, hermanos, ha sido como la savia redentora que ha producido un despertar espiritual de orden trascendente, más allá de lo que podamos imaginar. Tengo que decirles principalmente que la Gran Fraternidad Blanca del planeta tiene especialmente orientada su visión hacia este gran país, porque dentro de los planes jerárquicos para esta Nueva Era hay dos países en el Continente Americano que merecen una especial atención, Argentina y Brasil. Tienen un cometido específico a desarrollar y hay una cantidad impresionante de discípulos mundiales y de varios Maestros de la Gran Fraternidad que están trabajando por la reorientación espiritual de estos dos países casi hermanos por sus fronteras, que tienen que encender la luz de la libertad por todo el Continente Americano.

 

El notable significado de estas palabras para los que han transcurrido el Proyecto Vida Plena, y para todos los conocedores de la obra de D.K. y otros Maestros que trabajan en contacto con la atribulada civilización, consiste en que uno de los centros por los que se canalizaba en el continente americano la energía espiritual de la Jerarquía, era Nueva York. Junto con Londres, Tokio, Ginebra y Darjeeling, configuraba el quinteto de los puntos de anclaje y difusión de energía para todo el planeta.

 

Esta afluencia de energía espiritual se manifestó con toda claridad, por lo menos hasta 1975, con las notables contribuciones de Abraham Maslow y de Karl Pribram, que vimos prolijamente a lo largo del Proyecto Vida Plena. A partir de esa época, en las que se produce la crisis del petróleo, con el nacimiento de las deudas externas como una de sus nefastas consecuencias, producto de la más grande privatización del mundo que significó la transferencia de dinero por el petróleo, de los estados nacionales a la bancas privadas, comienza una era de perversión en el manejo del dinero, con las consecuencias del desastre en nuestro país y en el planeta.

 

Hubo por entonces, según lo confirma Anglada, una decisión  de la Jerarquía de Maestros de transferir ese centro americano desde Nueva York hacia el cono sur del Continente, aparentemente por el nefasto uso de la energía que se había realizado, hacia Argentina, Brasil y Uruguay. Esto, de paso, explica el signo energético del atentado a las Torres Gemelas.

 

La gran crisis argentina, desde este enfoque, puede ser vista con una perspectiva completamente diferente a la que podemos observar desde nuestra inmersión en los hechos que vivimos,  bastante desastrosos para la economía del país. No resulta demasiado aventurado suponer que ESTAMOS SIENDO LIBERADOS DE LAS MILENARIAS ESCLAVITUDES DEL DINERO Y DEL TRABAJO, para que nos sea posible aprovechar al máximo esta oportunidad histórica, dándonos tiempo para estudiar, reconocernos como seres únicos e irrepetibles, poderosos, inmortales, divinamente inteligentes y libres, y obrar en consecuencia, sentando las bases del nuevo orden basado en valores humanos.

 

Nadie en Occidente puede explicarse la increíble crisis argentina, de un pueblo sometido sucesivamente a gobernantes nefastos como los violentos del Proceso, que además de hacer “desaparecer” a 30.000 personas, le declararon la guerra al Imperio Británico y a los Estados Unidos de Norteamérica, juntos. Luego vinieron los sometidos a la Plutocracia Global, que nos sumergieron en el proceso inflacionario más alucinante de la historia, para dejarnos en manos de los Traficantes y Usureros, con los que entramos de lleno en el narcotráfico, en el tráfico de armas y en el Primer Mundo Desindustrializado, novedad única en la Tierra, que generó la desocupación más atroz. Finalmente, los Traidores a la Patria se apoderaron de todos nuestros ahorros y se los llevaron a sitios más seguros con el “corralito”. Aula en griego, es corral. Si no aprendemos de esto...

 

La opción más inteligente consiste en dejar de esperar luz de la Oscuridad, reconocernos como seres libres y poderosos, y asumir nuestra libertad y nuestro poder, con el fin de generar una nueva sociedad, esta vez que sea apta para niños.

 

Dejar que operen los Destructores, cuyo trabajo divino consiste en pulverizar lo que ya no sirve, es decir una forma de organización social corrupta y siniestra, que nos está liberando aceleradamente, dándonos la oportunidad para elegir en nuestra vida qué nos gusta de corazón, y hacerlo.

 

Nos está esperando nuestra familia Espiritual, ese conjunto de almas con las que hemos elegido encarnar en la Argentina de estas épocas, por lo cual estamos preparados para todo...

 

Sólo se trata de elegir cuidadosamente cuál de los Nueve Grupos del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo resuena más en nuestro corazón, y comenzar a trabajar de inmediato en la más grande tarea que jamás se le ofreció a sociedad alguna sobre la faz de la entera Tierra.

 

Y si todavía no existe un grupo como el que elegimos, habrá que crearlo...

 

 


 

CAPÍTULO 8.- Los Destructores y los Constructores

 

 

La Energías Disponibles y los Centros que Operan

 

Desde el punto de vista cósmico, la estrella que denominamos Sol, con su corte de planetas y satélites naturales que conforman el Sistema Solar en el que está ubicada nuestra querida Tierra, está comenzando a ser influido por las energías de la constelación de estrellas de la Galaxia de la Vía Láctea que los astrónomos han clasificado con el nombre de Acuario, El Aguador, luego de aproximadamente 2500 años de estar bajo el influjo de Piscis, Los Peces.

 

 

Este movimiento astronómico aparente que está relacionado con la Precesión de los Equinoccios, define, desde el punto de vista energético, un cambio trascendental en relación con la cualidad de la energía disponible.

 

 

Sin el ánimo de intentar un estudio profundo del tema de los Rayos y las Energías, diremos que cuando los astrónomos de la Tierra descubrieron la existencia del planeta Urano, regente astrológico (que significa representante de las energías) de Acuario, ocurrieron las Revoluciones Francesa y Norteamericana, que liberaron a los pueblos respectivos de sistemas de gobierno oprobiosos para la dignidad humana.

 

 

Urano, entonces, enfocando las energías de Acuario, fulmina (por ser eléctrica su cualidad principal) todo aquello que se opone a la LIBERTAD del hombre. Leo/Acuario es el eje de la individualidad humano/divina. Acuario representa la conciencia crística inmanente en cada ser humano.

 

 

En este contexto energético cósmico, siguiendo la letra de la Gran Invocación, podemos ver cómo se enfocan y dirigen las energías que afluyen al planeta, y la función de algunos de los principales centros de energía de la entidad en la que “vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser”, y a cuyo cuerpo físico denominamos planeta Tierra:

 

 

 

 

 

 

¿Y para que nos sirve a nosotros esta información para la vida cotidiana?

 

Para saber que la cualidad energética de las crisis que atravesamos tiene mucho que ver con lo que hemos descrito.

Las más notorias de nuestras crisis tiene el propósito de liberarnos de viejos esquemas, relaciones inservibles, modelos mentales cristalizados, esclavitudes varias, trabajos esclavos, para que podamos dedicarnos a descubrir con la mente qué nos gusta de corazón, y hacerlo. Así, estaremos protegidos por la Vida, para que se cumpla el Plan.

 

La Destrucción de lo que ya No Sirve

Como hemos visto, las formas que no sirven al Propósito Divino son destruidas para que la sustancia que la integra pueda ser empleada en sucesivos ciclos de perfeccionamiento que constituyen finalmente el Proceso Evolutivo, tanto de lo Perfeccionado como del Perfeccionador. Esta es la Ley de Economía, que rige la sustancia. De manera que este proceso de nacimiento, apogeo, muerte, reciclado y renacimiento/resurrección es una parte esencial del Plan. “No se puede poner el vino nuevo en odres viejos”

 

Y alguien tiene que destruir las viejas formas que ya no sirven, para LIBERAR al espíritu con el fin de que pueda emprender un nuevo ciclo creativo.

 

Este rol, parte imprescindible del Plan Divino, es cumplido por diversos agentes, fácilmente reconocibles en los libros sagrados, en las mitologías y en la historia de la humanidad.

 

Son destructores identificables la energía de Primer Rayo; Shiva; Crono (“...le rebanó los genitales a su padre Urano con una guadaña ...”); Zeus (fulminó a Esculapio con un rayo cuando se enteró que intentaba resucitar a los muertos, “por alterar el Orden del Olimpo”); los gusanos que devoran los cadáveres de hombres y animales. Y también personajes como Hitler, Videla, Cavallo, Menem, Bush, Bin Laden y otros notorios destructores, lista que el lector podrá incrementar rápidamente, sin olvidarse de incluir sus propios aspectos destructores, por supuesto...

 

Si los destructores forman una parte necesaria del Plan, ¿por qué suscitan semejante repulsa en la gente? La respuesta es simple: porque en nuestra cultura materialista hemos sido educados para buscar la seguridad en la forma, donde no existe. Todo lo que vemos, morirá. Aunque estés casado y seas Presidente, morirás. Este gran error de orientación vital (buscar la seguridad donde no está), genera grandes cantidades de sufrimiento inútil. Según Enrique Mariscal, es un Arte cultivado con gran devoción en todas nuestras organizaciones, como todo intento de perpetuar lo efímero (“El Arte de Sufrir Inútilmente” Ed. Serendipidad, Buenos Aires)

 

El Undécimo Mandamiento “Amaos los Unos a los Otros” no excluye a los destructores. No es una tarea fácil amar a los destructores, pero es necesaria, si realmente nos interesa construir una civilización basada en el Amor.

 

Para ello, sólo hace falta RECONOCER el rol divino de los destructores, y RECONOCER la existencia y la tarea de los constructores, y luego ELEGIR qué me gustaría hacer con mi vida. Porque cualquiera sea la elección, hay mucho trabajo en los Campos del Señor, en estas épocas.

 

Si por casualidad uno eligiera ser un Constructor de la nueva Civilización, no sería inteligente malgastar la energía peleándose contra los Destructores. Sería adecuado aprender a amarlos. No sólo por el Undécimo Mandamiento, sino también porque si alguno de ellos se resfría, a lo mejor nos tocaría reemplazarlo...

 

La Construcción de Lo Nuevo

La gran oportunidad de estos tiempos radica en el hecho, como dijimos antes, de que es la primera vez en la historia en la que es posible comenzar a construir Lo Nuevo antes de que termine la destrucción de lo viejo. La última experiencia conocida en nuestra cultura, ocurrida entre la caída de la civilización grecorromana y el surgimiento de nuevas estructuras socialmente significativas, reconoce un milenio de completo desamparo de los más débiles y dependientes.

 

El gran desarrollo mental de la Humanidad alumbró la posibilidad de esta notable oportunidad.

 

Sabemos por qué tiene que morir lo viejo. Y conocemos los cánones de lo nuevo. O por lo menos los presentimos.

 

La clave principal de lo nuevo es Amor. Correctas relaciones entre los hombres y con todo lo que existe.

 

Porque lo que se crea empleando el pegamento del miedo y del odio es efímero. No sirve. Y tiene que ser destruido.

 

Lo único perdurable son las creaciones que surgen del Amor. Más que perdurables, son eternas.

 

Esto es válido para cualquier creación en la forma.

 

Los cánones de la Nueva Civilización y del Nuevo Hombre pueden resumirse de la siguiente forma:

 

 

LA CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA CIVILIZACIÓN
 

 

PRINCIPALES PREMISAS ESPIRITUALES
 

 


1)      Satisfacer la necesidad inmediata y no una visión idealista y distante.

 

2)      Adecuarse a un mundo que sufre una crisis destructiva y a una humanidad destrozada por ella.

 

 

3)      Sentar las bases para un futuro orden, que será posible luego de un período de reconstrucción.

 

4)     Igualdad humana de origen y meta, pero diferentes grados de evolución.  Unidad en la diversidad.  Liderazgo de los más íntegros, los más inteligentes y los más experimentados.  Fin del control del capital por el trabajo, o del trabajo por el capital.

 

 

5)      El liderazgo será ejercido por quienes trabajan por el mayor bien para el mayor número, por la libertad y que ofrezcan una oportunidad para todos, y no igualdad de oportunidades para que algunos las usen y otros queden excluidos.

 

6)      “Todos para uno y uno para todos”. Será la regla, incluso entre las naciones. Cooperación, en lugar de competición o conflicto.

 

 

7)      No se impondrá un tipo uniforme de gobierno, ni una religión única.  Serán reconocidos los derechos soberanos de cada nación.  Sólo en la educación deberán hacerse esfuerzos para lograr unidad.

 

8)      No habrá naciones que “poseen” y otras que no.  Los recursos y las riquezas del planeta pertenecen  a la humanidad y deberán compartirse adecuada y equitativamente por todos.

 

 

9)      Habrá un desarme constante y regulado, no optativo, y tendiente a no permitir que ninguna nación pueda atentar contra otra.

 

 

 

 

LOS CUATRO PRIMEROS PASOS
 

 

 


1)    Despertar el sentido de la responsabilidad individual.

Cada ser humano, es único, irrepetible, poderoso, inteligente, libre, inmortal, y forma parte indivisible, lo reconozca o no, del todo que llamamos humanidad. Ninguna contribución es insignificante.

 

2)    Expresar el amor en el servicio.

Un corazón verdaderamente compasivo no es emocional.  La persona que ama a sus semejantes está mentalmente aplomada, trabaja inteligentemente y moviliza todas sus fuerzas para servir en el momento justo.

 

3)    Reorganizar la propia vida a fin de hacernos tiempo para este necesario servicio.

Las ilusiones más comunes son el desconocimiento del propio potencial, imaginar que nuestra salud no es adecuada, o creer que necesitamos más tiempo para nosotros mismos.  Es posible y necesario comenzar aquí y ahora.

 

4)    Sustituir la “mala leche” por la buena voluntad en la vida cotidiana. Comenzando por uno mismo, en las relaciones de familia y amistad, en el trabajo, con los conocidos, y con todos con quienes entremos en contacto.

 

 

 

Los Grupos de Constructores

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es un conjunto de nueve grupos de almas que encarnan con el propósito definido de preparar las condiciones adecuadas para la construcción de la nueva civilización, para la Reaparición de Cristo y sus Maestros, y para la manifestación del Quinto Reino de la Naturaleza en la Tierra.

 

 

Dado que éstos son grupos de almas, la inmensa mayoría de las personas involucradas no tiene la menor idea de sus existencia (ni la podrá tener a corto plazo), pero existe la posibilidad de explorar afinidades y contactos no explícitos, pero que pueden operar con resultados sorprendentes, como veremos.

 

En el ámbito de “mil milenios de paz”, un conjunto de experiencias educativas llevadas a cabo durantes tres años consecutivos (2000 al 2002), dirigido por Inés Palomeque, Mónica Shocron y quien escribe, empleando medios físicos variados que incluyeron el Recinto Histórico del Honorable Senado de la Nación, el Palacio del Congreso, la Biblioteca Nacional, el Teatro Cervantes, el Centro Cultural Recoleta, entre otros, con la particularidad de haberse empleado presupuestos dinerarios nulos e ideas de avanzada, se obtuvieron tres Manifiestos elaborados por jóvenes estudiantes de 15 a 20 años, residentes en distintos lugares del país y del planeta.

 

Reproducimos a continuación el texto de la última Encuesta empleada, y el resultado de la votación en el Senado, de las prioridades de necesidad de funcionamiento de los 9 grupos, según la expresión libre de los jóvenes.

 


“mil milenios de paz”                                           MENSAJERO DEL MANIFIESTO 2000 DE Unesco

 


LEMA DEL AÑO 2002: “SIN VISIÓN, LOS PUEBLOS PERECEN”  

III CONGRESO internacional por una Cultura de Paz 2002

 

ENCUESTA: DISEÑANDO EL FUTURO DEL MUNDO

LLENAR EN ORIGINAL Y DUPLICADO – ENVIAR EL DUPLICADO A “MIL MILENIOS DE PAZ”

 

Participan jóvenes cuyas edades oscilen entre los 16 y los 20 años cumplidos hasta el 31/12/2002

 

Contestan las preguntas:

 

  1. ¿qué ideas o sueños podría yo aportar para contribuir a consolidar el futuro del mundo? Escribir a continuación el sueño más preciado que me gustaría ver realizado desde hoy hasta el año  2012

 

 

 

 

 

  1. de los nueve grupos (ver adjuntos) que trabajan para construir una civilización basada en los valores del Manifiesto por la Paz y ejerciendo las libertades del Manifiesto Por la Vida de los Jóvenes del MERCOSUR, ¿ en cuál/es grupo/s me gustaría participar, de acuerdo con mi sueño? (elegir 3 como máximo)

 

GRUPO NÚMERO            ......

                                         GRUPO NÚMERO            ......

GRUPO NÚMERO            ......

 

Nombre y apellido….………………………………..............................      

Fecha de nac:..../..../.......

N° y tipo de documento........................... 

Domicilio.........................................CP................

Localidad…...... 

Pais, Ciudad, Provincia, Estado...................................................................................

E-mail................................................... 

N° de teléfono................................................................

 

Nombre de la escuela, colegio, instituto o Universidad:.................................................................

Dirección.....................................CP..............Localidad.............

Pais, Ciudad, Provincia .Estado......................

Teléfono.......................Fax............…............         

E-mail........................................................

Contacto:

 

 

LOS GRUPOS QUE TRABAJAN EN LA CONSTRUCCIÓN DE UNA NUEVA CIVILIZACIÓN

 

 

1) El grupo de los Comunicadores Genuinos

Este conjunto es el que tiene la misión de conectarse con la nube de ideas y de difundirlas por múltiples medios entre los intelectuales de la humanidad, con el fin de traer a la existencia el canon de lo nuevo y generar los ideales que impulsen hacia adelante a la cultura y a la civilización emergentes.

 

2) El grupo de los Observadores entrenados.

Los Observadores entrenados están conectados con la realidad de la Luz, a pesar de vivir inmersos en la oscuridad de la Gran Ilusión. Transmiten la luz de la verdad a todos los que se encuentran a su lado. Pueden leer entre líneas el significado real de lo que acontece en el mundo. Conocen el origen del espejismo que algunos crean con propósitos egoístas, o que todos creamos por ignorancia o por miedo.

 

Todo aquel que contribuye al mantenimiento de la ignorancia y del miedo entre la gente está trabajando, consciente o inconscientemente, para agrandar y oscurecer esa nube ilusoria, pero que tiene el poder de mantenernos en la oscuridad.

 

3) El grupo de los Agentes de Salud.

La alta calidad de las relaciones de una persona determina un estado saludable.

 

Cuando uno está coordinado y en armonía, todo fluye saludablemente.

 

Este grupo tiene la misión de ampliar notablemente el campo de acción de la medicina  actual, la que a pesar de ocuparse sólo de lo físico y de intentar la eliminación del síntoma, ha realizado prodigios notables en el ámbito de la curación. Cuando se comprenda que toda enfermedad es el resultado de relaciones de falta de amor con uno mismo, con otro y con todo lo que existe, podremos llegar a comprender y emplear las leyes universales de la verdadera salud.

 

4) El grupo de los  nuevos Educadores.

Este grupo está trabajando desde hace tiempo, y su tarea es cada vez más notable.

 

La misión consiste en ayudar a conocer y a desarrollar los instrumentos humanos de captación del conocimiento, y eventualmente, de la sabiduría. Estos tres instrumentos son el instinto, el intelecto y la intuición.

 

Por el hecho de ser humano, cada individuo posee los tres mecanismos. La única diferencia reside en el conocimiento de su naturaleza real y en la capacidad de emplearla del mejor modo posible.

 

De tal modo, la educación debe ser transformada en una ancha avenida de dos manos, en la que cada persona pueda llegar a expresar  aquello que ya es, dejar salir lo que ya está en nosotros.

 

 

5) El grupo de los Organizadores Políticos del bien nacional y planetario.

La tarea de este grupo es el servicio político para el bien de toda persona, de cada nación y de la humanidad entera.

 

No es fácil porque este grupo depende notoriamente del resultado de la tarea educativa del grupo anterior.

 

Resulta necesaria, por lo tanto, una transición temporal significativa en la que lentamente serán incorporadas a la sociedad las ideas y los ideales que condicionarán la evolución hacia una vida más plena, desarrollando los ideales de los pensadores que logren transmitir las ventajas de la solidaridad, la cooperación y  del bien común, como meta superior que se anteponga a los intereses personales y partidarios.

 

6) Los Trabajadores de la Ciencia de la Religión.

La conciliación parece ser el enfoque predominante en este campo.  Del mismo modo que no resulta razonable que exista un dios por cada barrio porteño, la globalización ha traído la idea de la Humanidad Una, que puede corresponderse con la idea de la divinidad común. El estudio de las religiones, filosofías y mitologías comparadas ha podido establecer bases científicas para esa comunidad. Por otra parte, el estudio de la naturaleza real de los seres humanos tendrá que hacerse con la participación de la ciencia moderna, porque ésta emplea el lenguaje de la luz y de la energía, sumamente adecuado para una descripción científica de toda realidad.

 

 

 

7) Los trabajadores del campo de la Creatividad.

Crear no significa lo mismo que criar .

Crear es la capacidad para hacer algo de la nada.

La creación es un ámbito reservado a la divinidad.

 

Si la Ciencia y las Iglesias pudieran admitir la hipótesis de la divinidad del hombre, se abriría un enorme campo de investigación y experimentación en lo que llamamos creatividad.  Esta es la tarea de este grupo, que trabaja sobre la revelación de los poderes más elevados del hombre, superando las actuales barreras impuestas por modelos mentales anticuados.

 

Particularmente, en el tema de la energía podrá manifestarse, como ya se está haciendo, un insospechado ámbito de desarrollo.

 

 

8) Los Psicólogos de la Ciencia del Alma.

Psicología, en griego, significa literalmente la ciencia del Alma.

 

Los futuros psicólogos, en consecuencia, trabajarán en el estudio y la enseñanza de las relaciones entre el hombre y su alma, entre las almas, y entre éstas y la súper alma, y también se ocuparán de las relaciones del reino humano con los otros  tres reinos conocidos de la Naturaleza (animal, vegetal y mineral).

 

 

 

 

9) Los financistas y economistas de la distribución de los recursos abundantes.

Este grupo estudia la naturaleza real del dinero, sus funciones, su distribución y nuestra relación personal con este instrumento.

 

 

 

 

El décimo grupo es de síntesis de todos los anteriores. Síntesis amorosa e incluyente de todos los hombres y mujeres del mundo, de fusión y de comprensión, de contribución y de compasión.

Hace falta elegir y jugarse por el amor, en el amor, sin miedo y sin prisa, sin buscar víctimas propiciatorias y sin odio, que no es más que un leve disfraz  del miedo. Sólo así, del presente Caos nacerá un nuevo Cosmos perdurable y amoroso.

 

 

 

Fragmento del libro “EL NACIMIENTO DE UNA NUEVA CIVILIZACIÓN”

Puede leerse o bajarse gratuitamente en www.milmilenios.org.ar

 

 

 

 

 

 

 

 


MANIFIESTO POR LA PAZ DE LOS JÓVENES DEL MERCOSUR

n               Nosotros, jóvenes representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, reunidos en Asamblea Parlamentaria en el Histórico Recinto de la Cámara de Senadores de la República Argentina, convocados por este Acontecimiento Emblemático del Año Internacional de la Cultura de Paz de UNESCO, luego de manifestar nuestras opiniones, ejercer el consenso y decidir por votación democrática, declaramos:

n               Para promover, generar y concretar una cultura de la paz es necesario explorar, experimentar y expresar en nuestra vida individual cotidiana, y en nuestras relaciones familiares, de amistad, laborales, deportivas, educativas, políticas, nacionales,  internacionales y mundiales, los valores humanos cuya síntesis se detalla a continuación.

             ALEGRÍA

              Es el don de vivir en armonía con nosotros mismos, y con el prójimo.

              Quien pierde la alegría, acorta sus días.

              Además, es un factor muy importante en nuestras vidas ya que nos ayuda a seguir luchando por nuestras metas y objetivos. Por eso, aunque nuestros pesares, temores, angustias y soledades envuelvan nuestros corazones, las riquezas del alma están siempre a mano. La esperanza, la solidaridad, el amor y la alegría son posibles, aún en las más crudas realidades.

             JUSTICIA

              La Paz no es únicamente la ausencia de guerras sino que está íntimamente ligada con la garantía y el compromiso de un sistema más justo, donde primen la igualdad de oportunidades y la satisfacción de las necesidades básicas tanto materiales como inmateriales.

              Por ello reafirmamos que es una contradicción hablar de igualdad de derechos y garantías cuando no todos tenemos las mismas posibilidades de ejercerlos, y renovamos nuestro compromiso de construir un camino de Paz forjado en la justicia, la dignidad y la esperanza.

             BONDAD

              El deseo de todo padre y todo niño es crecer en un mundo tranquilo donde haya paz, bondad y amor, porque en el mundo de hoy el hombre se ocupa nada más que de sí mismo. Vivimos en la supremacía del tener sobre el ser, en la que cada persona se dedica sólo a su propio bien y no al bien común. Por lo tanto para vivir en paz debemos mejorar nosotros y dar el ejemplo; de esa manera podríamos concordar con otras personas para seguir juntos el camino de la paz

              Pero siempre debemos recordar ante todo que la bondad nació de alabar a Dios. Por lo tanto siempre debemos decirle:

                                                   Sí a la comprensión

                                                   Sí a la fe

                                                   Sí al amor,

                y por lo tanto sí al perdón. Estas, entre tantas otras cosas dan lugar a la bondad.

             GENEROSIDAD

              El poder, la ambición, la envidia y el egoísmo atentan contra la Paz; por ello debemos cultivar y difundir la generosidad a fin de terminar con la exclusión y la marginación. Los seres humanos necesitamos no sólo pensar en nuestro propio bienestar, sino también en el de los demás.

              Necesitamos vivir todos unidos, sin discriminar, y ayudando al prójimo sin esperar nada a cambio; de este modo el valor de la generosidad se propagará y podremos así lograr una paz real y definitiva para las generaciones presentes y futuras.

             TOLERANCIA

             Todos los seres humanos tenemos un mismo origen; por eso, a pesar de las distintas ideologías merecemos ser tratados de la misma manera, aceptando las diferencias de cada uno como parte de la diversidad de la vida. Lograr, a partir de esto, una sociedad tolerante que tenga como objetivo común integrar a cada individuo como un ser único e irrepetible, con sus sentimientos, pensamientos, virtudes y defectos. Capaz de manifestarlos libremente, a pesar de diferir con otras opiniones, y así concretar nuestra meta: vivir en paz

             COOPERACIÓN

              Si compartimos, podemos escucharnos e intercambiar ideas; si aceptamos las diferencias podemos respetarnos y relacionarnos en forma armónica, pero necesitamos el compromiso de todos para la existencia de paz en el mundo.

              La actitud de cooperar nace de uno mismo. La cooperación comienza en la familia y de allí se difunde hacia el resto de la sociedad. Si juntos actuamos de la misma manera podremos aunar pensamientos, ya que los esfuerzos compartidos dan mejores resultados, porque las dificultades compartidas tienen prontas soluciones, porque los desafíos compartidos son más factibles. Compartir es cooperar y si compartimos la tristeza nos sentiremos mejor y si compartimos la alegría seremos realmente felices y libres.

             HONESTIDAD

              Todos pensamos que la paz es el fin que buscamos y debemos encontrar el camino para ello. Existen diversos caminos para alcanzarla; uno de ellos es la honestidad.

              Honestidad implica la sinceridad, actuando con la verdad; reconociendo nuestros errores y viviendo una realidad presente para ser aceptada por las demás personas.

              La verdadera honestidad es aquella que surge de nuestro interior. Respetándola y poniéndola en práctica con los demás y con uno mismo alcanzaremos así ese sueño tan preciado: una sociedad fundada en los valores. Ese estado tan maravilloso sólo podemos alcanzarlo si aprendemos que todos somos iguales. Deberíamos olvidar las ideas que nos llevan a la separación, tratarnos con honestidad y respetándonos por sobre todas las cosas.

             RESPETO

              Para lograr llegar a este valor necesitamos partir desde el autorrespeto, evitando juicios, aceptando las diferencias, considerando y teniendo en cuenta a todos, en un aprendizaje permanente.

              Lograremos esto actuando con amor, siendo conscientes y buscando el bien para todos.

             COMPRENSIÓN

              Es necesario comprender que el mundo de paz no es otro mundo, sino el mismo con otra perspectiva. Para lograrlo, cada uno debe vivir en comunión; esto implica salir de nosotros mismos sin olvidar quiénes somos y hacia dónde vamos, colocándonos en el lugar del otro, confirmando así aquello que nos caracteriza.

              Comprender que a pesar de las diferencias, somos todos iguales y seguimos un mismo camino.

             AMOR

              El amor está en todo y en todos.

              Sólo tenemos que descubrirlo, y al hacerlo, manifestarlo de manera armoniosa, sincera, caritativa y mutua, para que con el compromiso de todos logremos la paz del mundo.

             LIBERTAD

Una cultura de paz, considerada como el desarrollo pleno de las personas, exige el valor de la libertad para lograr el bien común, aplicando una libertad interior que está identificada por nuestros principios, abocada a la libertad exterior que conforma a una sociedad con derechos, valores y deberes que tenemos como seres libres.

·        CUIDADO

              La paz empieza desde uno mismo, desde las pequeñas cosas. Luego uno la transmite a la sociedad.

              No sirve hablar, tenemos que hacer. Así la paz se irá transmitiendo y permanecerá por siempre

 

En Buenos Aires, a los 19 días del mes de setiembre del año 2000.         1er. Congreso del Mercosur por una Cultura de Paz                   “mil milenios de paz”

 

“mil milenios de paz”
Manifiesto POR LA VIDA de los Jóvenes del MERCOSUR

 

 

Nosotros, jóvenes representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, reunidos en Asamblea Parlamentaria el 24 de setiembre de 2001 en el Histórico Recinto de la Cámara de Senadores de la República Argentina, convocados por este Acontecimiento de “MIL MILENIOS DE PAZ” realizado en conmemoración del Año Internacional del Voluntariado declarado por Naciones Unidas, luego de manifestar nuestras opiniones, ejercer el consenso y decidir por votación democrática, declaramos:

 

 

Para promover, generar y concretar la dignidad humana en una cultura de la paz es necesario reconocer la posibilidad, asumir y practicar en nuestra vida individual cotidiana, y en nuestras relaciones familiares, de amistad, laborales, deportivas, educativas, políticas, nacionales,  internacionales y mundiales, los grados de libertad cuya síntesis se detalla a continuación:

 

Liberarnos del miedo y de la necesidad – que traducido en términos mundiales  significa generar convenios económicos y financieros que aseguren a cada nación una vida saludable y pacífica para todos sus habitantes – en todas partes del mundo, para lo cual proponemos:

 

-          Que en las transacciones financieras se tomen en cuenta los valores como la honestidad, la generosidad y la libertad de los miembros acordantes, para que no sean ultrajados ni los derechos ni la dignidad de los pueblos. Para esto debemos sustentar las bases de los políticos (que en un futuro podemos ser nosotros mismos) en la educación, que debe tener como principal objetivo la expresión de los tres valores ya mencionados.

 

-          Que los países con deuda externa puedan replantearla y pagarla con intereses mínimos, sin ocasionar más perjuicios a sus habitantes, de modo que puedan emplear al máximo sus recursos para generar nuevas fuentes de trabajo, favoreciendo el intercambio económico para sacar adecuado provecho de sus exportaciones.

 

-          Que se cree un organismo internacional integrado por los representantes de todos los países cuya función sea equilibrar el intercambio de productos para garantizar una vida digna a los habitantes de las naciones menos desarrolladas y que no se formen grandes imperios que abusen de su poder.

-          Que se fortalezca la justicia de cada nación para que se respeten las leyes, a fin de que no exista corrupción y para que los delincuentes sean castigados, de modo que sea posible vivir en comunidad.

 

-          Que cada individuo pueda tener una vida más saludable y pacífica, equilibrando sentimientos como el miedo y el amor.

 

 

 

 

-           

 

Liberarnos del temor – que traducido en términos mundiales significa reducir globalmente los armamentos en tal grado y en forma tan completa, que ninguna nación pueda cometer un acto de agresión física contra algún vecino – en ninguna parte del mundo, para lo cual proponemos:

 

-          Aceptar la idea de que todos los pueblos son iguales, porque lo son. Si comenzamos una guerra, la humanidad entera sufre, y a ella también pertenecen los que crean los conflictos.

 

-          Crear asociaciones, talleres y organizaciones para difundir la paz en todos los lugares del mundo, y así concientizar a las personas, para transformarlo día a día en un lugar donde sea posible vivir en armonía.

 

-          Despertar nuestra conciencia a la realidad de la igualdad entre los hombres, erradicando el egoísta deseo de prevalencia, para lograr fraternidad entre las naciones.

 

-          Enfrentar nuestros temores y aprender a amar al prójimo. Luego, a partir de esta base, dar a conocer al mundo las consecuencias que trae aparejadas la violencia; y así lograr paulatinamente una sociedad armónica donde reinen la paz, el amor y la alegría.

 

-          Fomentar y comunicar a través de talleres educativos en las instituciones, desde el nivel inicial, el conocimiento de los valores que constituyen a cada persona, de manera que cada uno aprenda a respetar los valores propios y los de los demás, construyendo así una civilización basada en el amor.

 

 

Libertad para desarrollar el potencial individual y social de cada persona – considerada como un ser humano único e irrepetible , respetando también la integridad y la belleza de los demás reinos de la naturaleza – en todas partes del mundo, para lo cual proponemos:

 

-          Que cada individuo se reconozca poseedor de virtudes y defectos que lo distinguen; de cualidades únicas que pueden y han de ser desarrolladas para el óptimo florecimiento de la sociedad humana.

 

-          Que cada persona emplee a fondo sus cualidades y capacidades, y aprenda de sus defectos, para generar y tomar conciencia de la importancia que tiene preservar y aprovechar correctamente los recursos naturales y el medio ambiente.

 

-          Que cada individuo proceda de acuerdo a sus derechos y deberes para actuar en libertad, siendo al mismo tiempo plenamente consciente de los límites de ésta.

 

-          Que desde el nivel inicial a través de la educación se concientice  a los niños hacia el respeto por los valores y derechos humanos, y libertades individuales, sin tergiversarlas.

 

 

Libertad de cada persona para manifestar sus creencias y sus cultos - en todas partes del mundo – para lo cual proponemos:

 

-          Valorarse a uno mismo como individuo, así podremos valorar al prójimo, respetando y tolerando otras ideas, abriéndonos a otros mundos, que muchas veces nos pueden enseñar cosas valiosas. Que esta actitud sirva como modelo de vida constructivo para todos.

-          Que cada individuo tenga derecho a ser fiel a sus creencias, sin sentirse avergonzado por los modos que emplea. Si cada uno se sintiera seguro y bien por lo que hace, no debería dudar ni sentirse mal por ello, siempre y cuando respete a los demás.

 

-          Convertir el amor y el respeto a Dios en amor y respeto al prójimo.

 

-          No utilizar a Dios o a las creencias como fundamento del terrorismo, fanatismo o cualquier tipo de atentados que puedan dañar la integridad de las personas.

 

-          Que se respete la dignidad individual dejando de lado los prejuicios sociales.

 

 

 

 

 

Libertad de  palabra  y expresión - en todas partes del mundo

 

La libertad es un estado de las personas, en el cual no existe la necesidad de poner barreras o límites que perjudiquen o dañen al otro. Dicho estado existe en uno mismo. TODOS SOMOS LIBRES. Si no existiesen las barreras que nos imponemos nosotros mismos, llegaríamos a la libertad que nos hace seres verdaderamente auténticos. Esto implica comenzar por uno mismo para luego, eventualmente, cambiar el mundo. Por ello proponemos:

 

-          Aprender a expresarse desde la esencia de uno mismo y aprender a escuchar al otro.

 

-          Tener en cuenta el respeto mutuo en la comunicación.

 

-          Hacer silencio; sólo así escuchamos al otro.

 

-          Intentar que lo que se siente sea lo mismo que lo que se piensa y lo que se hace.

 

 

 

 

El presente “MANIFIESTO POR LA VIDA” ha sido generado por los Jóvenes del Mercosur durante las Jornadas del II Congreso del Mercosur por una Cultura de Paz organizado por “mil milenios de paz”, y aprobado en Asamblea Parlamentaria en el Histórico Recinto del Senado de la Nación Argentina el 24 de setiembre de 2001, por 72 jóvenes que ejercieron durante algunas horas la alta función de legislar para la paz y la libertad de los pueblos del mundo. Trabajaron en la confección del documento más de 100 jóvenes que además fueron capacitados como Futuros Líderes POR LA VIDA.

 

Contribuyeron a la realización de los encuentros una notable lista de Instituciones de los ámbitos legislativo, educativo, político, empresario, no gubernamental y personal de los países del Mercosur, a quienes los organizadores agradecen de corazón.

 

 

El II Congreso, al igual que el primero, realizado en el año 2000, en el que se generó el “Manifiesto POR LA PAZ de los Jóvenes del Mercosur”, han sido llevados a cabo con presupuesto dinerario nulo, como demostración palpable de la abundancia de recursos valiosos en nuestros países, y de las posibilidades creativas intactas que están ampliamente disponibles para generar una nueva sociedad apta para niños.

 

 

 

 

 

 


 

PARCUM - Comisión de Cultura Senado de la Nación

 

   Mil Milenios de PAZ

 MANIFIESTO “EL FUTURO DEL MUNDO”

 

Luego de ser leído el manifiesto en el recinto de Senadores del Congreso de la Nación, se realizaron dos votaciones para establecer el orden de prioridad que tiene cada grupo en la  construcción de una nueva civilización.

Los primeros en votar fueron 72  jóvenes de Argentina, Brasil,  Colombia ,Ecuador y Uruguay  capacitados  durante el III Congreso Internacional “MIL MILENIOS DE PAZ” y el II Seminario para futuros lideres por la paz . Todos  autores del III Manifiesto” El Futuro del Mundo” elaborado en Bs. As. y  teniendo en cuenta la opinión de miles de jóvenes de distintas partes del mundo y que por  diversas razones, fundamentalmente la económica, no pudieron  participar personalmente en el  encuentro.

A La segunda votación asistieron 72 alumnos de 16 a 20 años de edad, que concurren a  escuelas públicas y privadas de  la provincia de Buenos Aires y de Capital Federal  y que fueron invitados especialmente para  participar en tan importante  decisión.

A continuación se detalla la cantidad de votos y los resultados obtenidos

 

RESULTADO DE LAS VOTACIONES

GRUPO

1er. VOT.

2da. VOT.

TOTAL

N° ORDEN

 

Comunicadores genuinos

1

7

8

8

 

Observadores entrenados

11

10

21

6

 

Agentes de Salud

13

26

39

4

 

Nuevos Educadores

28

27

55

2

 

Organizadores Políticos del bien nacional y planetario

1

0

1

9

 

Trabajadores de la Ciencia

y la Religión

4

23

27

5

 

Trabajadores del campo de la Creatividad

16

24

40

3

 

Psicólogos de la ciencia del Alma

15

41

56

1

 

Financistas y Economistas

8

10

18

7

 

El orden de prioridad quedó establecido de la siguiente manera:

1 Psicólogos de la ciencia del alma

2 Nuevos Educadores

3 Trabajadores del campo de la Creatividad

4 Agentes de salud

5 Trabajadores de la Ciencia de la Religión

6 Observadores entrenados

7 Financistas y economistas

8 Comunicadores genuinos

9 Organizadores políticos del bien nacional y planetario

El texto completo del tercer Manifiesto, denominado “El Futuro del Mundo” puede leerse en la página www.milmilenios.org.ar

 

De este modo, puede afirmarse que las ideas acerca de la existencia de los 9 grupos, sus funciones y también los deseos de pertenencia y de acción, existen y se manifiestan con una sorprendente naturalidad, pese a que estos enfoques no tienen cabida alguna en los sistemas educativos ni en los medios masivos de comunicación. 500 personas respondieron a estas ideas, aún cuando el presupuesto de la difusión era nulo.

 

Y esto es así porque simplemente, las almas operan, aunque no tengamos conciencia de ello. Todos los seres humanos hemos sido diseñados para la paz, que es conciencia de unidad, pero se nos inculca la guerra, que es conciencia de separatividad.

 

El Proyecto “VIDA PLENA”, cuyas pautas generaron uno de los 5 Seminarios para Futuros Líderes por la Paz, ha sido concebido para contribuir a detectar estas afinidades espirituales, que existen y se manifiestan aunque el miedo, la bronca y el odio sean las cualidades más frecuentes en nuestra vida. La condición para experimentar tales afinidades es estar atento a las señales de lo nuevo.


Capítulo 9: Los Dioses Caminan Otra Vez entre los Hombres

 

La Tercera Venida de Cristo

El Papa Juan Pablo II ratificó en 1999 la noticia difundida por Alice Bailey en 1948.

 

Curiosamente, en ambos sucesos históricos se produjo una supervivencia física de los protagonistas más allá de límites fisiológicos normales.

 

Es un hecho conocido y fue registrado en los libros, que A.A.B., gravemente enferma, aceptó el retraso de su liberación (suceso que nuestra cultura denomina muerte), con el propósito de reflejar los puntos fundamentales de la Suprema decisión del Cristo Mismo, inmediatamente después del trascendental acceso de la humanidad al conocimiento y verificación experimental, en 1945, del poder oculto en la materia. Luego de haber trabajado desde 1919 escribiendo los libros que le dictara el Maestro, D.K., estos temas integraron el libro “La Reaparición de Cristo”, publicado en inglés en 1948, y en Argentina en 1952. Luego Alice Bailey se liberó pacífica y felizmente, el 15 de diciembre de 1949.

 

El Papa, por su parte, soporta con gran voluntad su notoria decadencia física, agravada por el atentado, y prosigue aún hoy su extraordinaria labor de integración espiritual del planeta, realizada a pesar de los embates en contra de la Jerarquía del Vaticano.

 

Ambos anuncios, sin embargo, han quedado registrados en medios de comunicación consultables, como el libro citado y el diario “LA NACIÓN” de Buenos Aires, en el que una controversia entre lectores sostuvo la noticia durante una semana, antes de que fuera tragada por la inmediatez mediática vigente. Uno de los lectores sostuvo en una carta que, de confirmarse la primicia dada por el Papa, sería la tercera venida de Cristo, afirmación que intentó ser refutada por otro lector. Esto generó una respuesta contundente, planteada en los siguientes términos: “Vino una vez y lo crucificamos. Al tercer día Resucitó de entre los muertos (computable como una Segunda Venida, más significativa que la primera). Si reaparece ahora entre los hombres, será la tercera”. Fin de la discusión.

 

No obstante, la extraordinaria primicia espiritual, la más grande de toda la historia de la humanidad, dada por el más respetado líder espiritual de todas las épocas, fue deglutida por los medios sin reapariciones posteriores.

 

A pesar de que las fuentes de la noticia y sus relatores son impecables.

 

¿Qué significa para nosotros hoy la reaparición de Cristo?

 

Recurriremos a algunos párrafos  del libro citado para reflejar las causas y la intención crística, hasta donde pueden ser comprendidas por nuestra limitada capacidad perceptiva.

 

“Por lo tanto, la excepcional diferencia entre la actual esperada venida de Cristo, y la anterior, es que hoy el mundo está colmado de grupos que trabajan para el bienestar humano.

 

...Sin embargo, antes de que Él pueda venir con sus discípulos, tendrá que desaparecer nuestra actual civilización. En el siglo próximo comenzaremos a comprender el significado de la palabra resurrección, y la nueva era comenzará a revelar sus profundos propósitos e intenciones. Como primer paso, la humanidad debe resurgir después de la muerte de su civilización y de sus antiguas ideas y modos de vivir, abandonar sus metas materialistas y su detestable egoísmo y avanzar hacia la clara luz de la resurrección. Estas no son palabras simbólicas ni místicas, sino parte del ámbito general que circundará el período de la Reaparición de Cristo.

 

...La humanidad se encuentra hoy en un peculiar y excepcional punto medio entre un pasado desventurado y un futuro lleno de promesas, siempre que se reconozca la reaparición de Cristo y se lleve a cabo la preparación para Su venida.

 

...La agonía de la guerra y la angustia de todo el género humano condujo al Cristo, en 1945, a tomar una gran decisión, manifestada en dos declaraciones importantes. Anunció a la Jerarquía Espiritual y a todos sus servidores y discípulos que viven en la Tierra, que había decidido surgir nuevamente y establecer contacto físico con la humanidad si llevaban a cabo las etapas necesarias para el establecimiento de correctas relaciones humanas; dio al mundo (para ser recitada por el hombre de la calle) una de las más antiguas plegarias que se ha conocido, que sólo los seres más excelsos pudieron utilizarla hasta ahora. Se dice que Él Mismo la recitó por primera vez en junio de 1945, durante la Luna llena de Géminis, conocida como la Luna llena del Cristo...

 

...Es una verdad espiritual que quienes han surgido de la tumba a la plenitud de la vida de resurrección, pueden estar visibles y al mismo tiempo invisibles para la visión del creyente. Ver y reconocer, son dos cosas muy distintas, y uno de los grandes reconocimientos de la humanidad, en un futuro próximo, será que siempre ha estado con nosotros compartiendo los valores familiares, las características peculiares de nuestra civilización y los innumerables dones otorgados al hombre.

 

Las primeras señales de que Se aproxima con sus discípulos ya pueden ser percibidas por quienes observan e interpretan correctamente los signos de los tiempos, pudiendo observarse, entre esos signos, la unión espiritual de los que aman a sus semejantes, que es en realidad la organización del ejército físico externo del Señor – ejército cuya única arma es el amor, la correcta palabra y las correctas relaciones humanas. El establecimiento de esta organización desconocida ha continuado con extraordinaria rapidez durante la post-guerra, pues la humanidad está cansada de odios y controversias.

 

Los colaboradores de Cristo están activos el en Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, constituyendo el grupo más poderoso de precursores que jamás hubo precedido la entrada de un gran Personaje mundial en la palestra del vivir humano. Su trabajo e influencia hoy se ven y se sienten en todas partes, y nada puede destruir lo ya realizado.

 

...De una cosa podemos estar seguros: este acercamiento comprobará (en forma profundamente espiritual y sin embargo absolutamente real) la verdad de la inmanencia de Dios. Las Iglesias han acentuado y explotado la extraterritorialidad de la Deidad y han postulado la presencia de un Dios que crea, sustenta y es activamente creador y al mismo tiempo está fuera de Su Creación – un inescrutable observador.  Se debe demostrar que este tipo de creador trascendente es falso, y se ha de contrarrestar esta doctrina mediante la manifestación de Dios en el hombre, esperanza de gloria. Tal es lo que demostrará el esperado acercamiento, que comprobará la íntima  relación que existe entre Dios Trascendente y aquello de que "en Él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser", porque "habiendo compenetrado el entero Universo con un fragmento de Sí Mismo, Él permanece". Dios es inmanente en toda forma creada; la gloria que será revelada por medio de la humanidad es la expresión de esa divinidad innata en todos sus atributos y aspectos, cualidades y poderes.

 

La nueva religión estará basada en la existencia de Dios, en la relación del hombre con lo divino, en la realidad de la inmor­talidad y en la continuidad de la revelación divina, y también en la constante venida de Mensajeros provenientes del centro divino. A estos hechos debe agregarse el comprobado conocimiento ins­tintivo del hombre, de que existe el Sendero hacia Dios y que tiene la capacidad de hollarlo cuando el proceso evolutivo lo conduzca hacia una nueva orientación de la divinidad y acepte la realidad de Dios Trascendente y de Dios Inmanente en cada forma de vida.

 

 

 

Esta extraordinaria oportunidad histórica está sin embargo, supeditada a la Ley del Libre Albedrío.

 

Las condiciones adecuadas tienen que ser generadas por la humanidad misma. Y el momento preciso de ocurrencia estará determinado por la aparición de estas condiciones. ¿Cuáles son?

 

La síntesis que caracteriza a este escrito permite una definición perfectible: el establecimiento de CORRECTAS RELACIONES HUMANAS. Con Uno mismo, con el otro, entre los seres humanos y también con todo lo que existe.

 

Aprender a desconectarnos del miedo y a conectarnos con el amor. Reconocer nuestra condición natural de seres divinos. Dejar de vivir determinados por los impulsos instintuales para permitir el comienzo de la irradiación de energías espirituales que nos integran, en nuestro medio ambiente inmediato. Liberarnos por medio del perdón, de las cárceles mentales generadas por la ignorancia y el miedo.

 

Todo esto, que parece utópico e inalcanzable, está más cerca de la posibilidad de muchas más personas de las que podemos imaginar. Solamente hace falta ampliar nuestro conjunto de creencias, abrir la mente y el corazón a lo real, comenzar a destruir la Gran Ilusión que hemos creado, y liberarnos de las esclavitudes milenarias que la Plutocracia Global sostiene con un aparato mediático que muy lentamente está comenzando a mostrar atisbos de la Realidad.

 

El escenario está preparado. Todas las luces encendidas. El Cosmos, expectante, nos contempla. Sólo falta que abramos nuestra mente, que constituye los ojos del Alma, y nuestro corazón, donde están los ojos del Espíritu, para que continúe y llegue a su culminación el Drama más excitante, bello y amoroso de toda la historia de todas las humanidades.

 

Según el libreto, y los pronósticos de los especialistas más confiables, tiene un inminente final feliz.

 

 

 

 

 

La Reaparición de la Jerarquía de Maestros Ascendidos

El Cristo es el Gran Ejecutivo de un conjunto de seres espiritualmente desarrollados, al punto que trascendieron la muerte, y que integran un Centro Planetario fundado hace más de 18 millones de años, cuyo objetivo principal es guiar a la raza humana hacia su asombroso destino de co-creadores, y cuya actual ubicación hace que no exista contacto perceptible con la humanidad en general.

 

Durante muchos eones, estos seres caminaron entre los hombres produciendo, por ejemplo, los extraordinarios desarrollos tecnológicos que caracterizaron a las civilizaciones de la humanidad Atlante.

 

En la época actual, los dioses no caminan entre los hombres, tal como lo hacían, también, según los relatos de la Mitología Griega, entre otros testimonios.

 

Estas alternancias cíclicas responden al diseño del Plan Divino, un tanto inescrutables, pero que están relacionadas con aquello que los orientales conocen como períodos de oscuridad conocidos como Kali Yuga o Edad Oscura, o Pralaya, que significa período de no-manifestación, sucedidos por períodos luminosos y de manifestación, respectivamente.

 

El Cristo, Individual o Colectivo, será acompañado en su anunciada reaparición por conjuntos selectos de sus colaboradores y discípulos que volverán a caminar entre los hombres. “La Exteriorización de la Jerarquía” es un libro de Alice Bailey que brinda los prolegómenos apasionantes de los tiempos que hemos elegido para vivir, y de los acontecimientos que están sucediendo ante nuestra mirada, en general lamentablemente ocupada por noticias mucho menos importantes.

 

El cuidadoso diseño de estos acontecimientos, a cuyo conocimiento detallado tiene libre acceso por primera vez la raza humana, pone de relieve el hecho de que ya está preparada para leer y comprender, aunque más no sea, una pequeña parte de la epopeya que nos toca vivir en estos tiempos de cosecha.

 

 

 

CRONO/SATURNO/JEHOVÁ vs. ZEUS/JÚPITER/CRISTO en la  TITANOMAQUIA (La Guerra de los Titanes)

Nuevamente recurriremos a la Mitología Griega por constituir una fuente de sabiduría invalorable, tan coincidente en su descripción de las extraordinarias crisis actuales como los libros que los Maestros han dado a conocer por medio de sus amanuenses, entre los cuales se destacan Blavatsky, Bessant, Bailey y Roërich.

 

Hacemos esto porque en nuestra cultura nos reconocemos como hijos dilectos de la fenecida Civilización Grecorromana, y porque además esto confirma la hipótesis de que todas las religiones y las mitologías son esencialmente idénticas, y constituyen expresiones simbólicas diferentes que conforman el mosaico de lo que conocemos como Sabiduría Eterna, historia viva de la Manifestación del UNO, constituyendo uno de sus capítulos  el de la Humanidad Una. Todos los libros sagrados y profanos son mutuamente confirmatorios de conocimientos que nos aproximan cada vez más a una síntesis de verdad, contribuyendo de este modo a la destrucción de modelos mentales obsoletos y a interpretaciones parciales de la Realidad que forman parte de la Gran Ilusión.

 

Habíamos visto que la Teogonía (el origen de los dioses) de Hesíodo, describe la Creación como la relación entre CAOS (la sustancia primordial sin forma) y THEOS (la divinidad primordial), de cuya unión surge el COSMOS (orden; la sustancia con forma), el UNIVERSO conocido.

 

En lo que respecta específicamente a nuestro planeta Tierra, dos son los protagonistas de la generación de los Reinos de la Naturaleza: GEA (Gaia), la Tierra o Materia en general, y URANOS (Ouranos), el Cielo con sus estrellas, o la energía Espiritual.

 

 

 

 

 

 

 

De estas dos etapas de Creación, la última es donde aparecen los héroes, seres humanos mortales pero con capacidades para vencer a la muerte (Hércules, Psique, Teseo, Orfeo, entre otros).

 

Puesto que suponemos que los episodios mitológicos han sido descriptos por inteligencias elevadas, por lo menos de niveles donde pueden conocerse las intenciones, motivaciones y acciones de los dioses, y donde el tiempo no existe, como en “El Aleph”, famoso cuento de Borges en el que describe un punto desde donde puede verse todo el pasado, el presente y el futuro, es posible imaginar que ciertos episodios mitológicos, no solamente relatan el pasado, sino que en algunos casos PREFIGURAN el Plan divino, el Proceso Evolutivo y las posibilidades de desarrollo de la raza humana. Por ello, estaremos atentos a los indicios y a los significados que puedan aclararnos el sentido y el propósito oculto tras la fachada de nuestras crisis actuales, simplemente como hipótesis a investigar.

 

Habíamos visto que el principio del fin del reinado de CRONO/SATURNO/JEHOVÁ/EL MERCADO, que vive la manía de la seguridad acumulativa materialista, por lo que se devora a sus hijos, esta caída comienza a partir de que uno de ellos es salvado por la madre, quien le da al padre UNA PIEDRA (EIN STEIN) envuelta en los pañales de ZEUS/JÚPITER/CRISTO/LA INMORTALIDAD.

 

La aparición de EINSTEIN (UNA PIEDRA) en el momento dramático de los escenarios de la mitología griega, no se da solamente en el mito fundacional en el momento en que surge la posibilidad de iniciar la Gran Guerra entre lo oscuro y lo luminoso, sino que figura también, misteriosamente, en la lucha de Jasón para acceder al Vellocino de Oro (el Cuenco Dorado, o cuerpo etérico, primer paso hacia la reconexión de un mortal con sus poderes espirituales inmanentes). Medea le aconseja emplear este recurso (una piedra) para vencer a los ejércitos de guerreros que brotan de la tierra.

 

La Piedra Filosofal de los alquimistas es la que les permitía trasmutar el plomo en oro, y era descripta de la siguiente forma: “Sustancia imaginaria por la que los antiguos alquimistas procuraban convertir metales más bajos en oro. Se usa en terminología oculta para indicar el poder por el cual toda la vida evoluciona...”

 

Esta notable homonimia, y las revelaciones del extraordinario científico llamado Albert EINSTEIN de que TODO ES ENERGÍA, hecho comprobado con la bomba atómica ,que determinaron la Gran Decisión del Cristo de reaparecer entre los hombres, superan notoriamente las coincidencias que denominamos CASUALIDAD, para ubicarse mucho más cerca de lo que conocemos como CAUSALIDAD.

 

Entonces, la Gran Guerra (Titanomaquia) entre lo oscuro (CRONO) y lo luminoso (ZEUS), cobra un interés particular en cuanto a sus características, sus métodos, sus protagonistas, su resultado y las consecuencias sobre la humanidad, puesto que podrían revelarnos algunos aspectos del Plan Divino en la actualidad (recordemos la hipótesis que indica el origen divino,  intemporal o cíclico de los mitos).

 

La Titanomaquia reconoce protagonistas significativos en ambos bandos. Recurriremos a la síntesis de Pierre Grimal, en su Diccionario de Mitología Griega y Romana, para describir a los dioses, fuerzas y episodios principales:

 

LA CONQUISTA DEL PODER

Cuando Zeus hubo llegado a la edad viril, quiso hacerse con el poder que detentaba Crono. Pidió entonces consejo a Metis; ésta le dio una droga gracias a la cual Crono vomitó a los niños que había devorado(la muerte en la barriga de Crono es sólo parte de la Gran Ilusión). Con el apoyo de sus hermanos y hermanas, que habían vuelto así a la vida (resucitado), Zeus atacó a Crono y los titanes. La lucha duró diez años. Al final, Zeus y los Olímpicos quedaron vencedores, y los titanes fueron arrojados del cielo.

 

Para lograr esta victoria, Zeus, por consejo de Gea, había tenido que liberar del Tártaro a los cíclopes y a los hecatonquiros, que Crono había recluido en él... Entonces, los cíclopes dieron a Zeus el trueno y el rayo, que habían forjado; a Hades (Plutón) le dieron un casco mágico que hacía invisible al que lo llevara; a Posidón (Neptuno), el tridente, cuyo golpe conmueve la tierra y el mar. Una vez victoriosos, los dioses se repartieron el poder, echándolo a suertes. Zeus obtuvo el cielo; Posidón los mares , y Hades, el mundo subterráneo. Zeus, además, se quedó con la preeminencia sobre el universo.

 

El inicio de la guerra refiere a Metis como punto fundamental. La palabra Mhtis (Mitis) significa en griego prudencia, sabiduría, y está relacionada con el verbo mhtiw (mitio) que se refiere a Tener imaginación; pensar, meditar. Todos sustantivos o acciones de la mente.

 

No obstante, no tardó en serles disputada la victoria a Zeus y a los olímpicos. Hubieron de luchar contra los Gigantes, impulsados contra ellos por Gea, irritada porque sus hijos estaban encerrados en el Tártaro. Finalmente, y como última prueba, Zeus tuvo que acabar con Tifón; éste fue el más duro de los combates que hubo de trabar. En el transcurso de esta larga lucha fue hecho prisionero y mutilado por el monstruo, quien le arrancó los músculos y los tendones y los ocultó en una piel de oso y los dio a custodiar al dragón hembra Delfine. Hermes y Pan robaron los tendones y volvieron a colocarlos en su lugar, en el cuerpo del dios, quien recuperó su fuerza (resucitó) y finalmente derrotó a  Tifón, arrojándole el monte Etna, aplastándolo. Las llamas que salen del Etna son o bien las que vomita el monstruo, o bien el resto de los rayos con que Zeus lo aniquiló.

 

Hermes (Mercurio), el mensajero de los dioses, hijo de Zeus y de Maya, la más joven de las Pléyades, y representa a la mente, capaz de reconocer y conectarnos instantáneamente con todos los aspectos de nuestro ser, tanto los oscuros como los luminosos. Pan, hijo de Hermes, significa “todo” en griego, y le pusieron ese nombre porque alegraba el corazón de todos.

 

Estas claras referencias a la mente y a la alegría del corazón como elementos esenciales de la victoria en la guerra entre la Luz y la oscuridad, nos exime de un análisis más profundo y sutil, que sin duda deberá hacerse con el fin de dilucidar nuevos indicios en este magno acontecimiento que estamos viviendo a partir de Einstein.

 

La lucha está entablada en el plano mental. Si fueran necesarias más evidencias, sólo hay que observar los primeros trabajos de los héroes más conocidos que llegaron a vencer a la muerte: Hércules tuvo que enfrentar a las 20.000 yeguas devoradoras de hombres, clarísima alusión al extraordinario poder destructor de la mente inferior tomada por una emocionalidad desbocada; Psique tuvo que separar en sus componentes la montaña de semillas diferentes, empleando la capacidad de discriminar, de separar la paja del trigo, función esencial de la mente simbolizada en la espada de Atenea y en la frase de Cristo: “No he venido a traerles la paz, sino la espada...”

 

La calidad de una vida depende del sistema de creencias. Los modelos mentales definen el progreso de la luz o el triunfo de la oscuridad, a través de la respuesta que podamos generar a las preguntas fundamentales: Qué Somos, Dónde Estamos, Para Qué Estamos o el Sentido de la Vida, Por Qué Morimos, o el Sentido de la enfermedad y de la muerte, y Hacia Dónde Va la Humanidad.

 

Todos somos inmortales, dioses dormidos que podemos despertar a nuestra naturaleza real y a nuestro inconmensurable poder espiritual. Pero no lo creemos.

 

Una pequeña hueste de Hércules y de Psiques abrirán las puertas al Quinto Reino de la Naturaleza, a fin de crear una Era de Luz para Todos, en la que el amor y la resurrección serán la clave y la meta. Y no la exclusión y la muerte, como en la era oscura de Crono/Saturno/Jehová/El Mercado.

Acuario, La Era Luminosa de la Humanidad

La energía acuariana es descripta como la del Aguador, con cascadas de agua suficientes como para aplacar a la sedienta humanidad. Sedienta de amor, de cuidado y de alegría y de belleza. Harta de conflicto inútil, de fealdad, de escasez y de muerte.

 

 “La Cascada del Ángel” es una pintura de Gilbert Williams, cuya obra premonitoria puede verse en www.gilbertwilliams.com.

 

Lo que está naciendo tiene características precisas que es posible reconocer en muchas expresiones culturales significativas. “El Amor Humano en el Tercer Milenio” es un libro que indaga en estas fuentes, y del que citamos un fragmento:

 

LOS NUEVOS PARADIGMAS

 

Marylin FERGUSON describe en su libro “LA CONSPIRACIÓN DE ACUARIO”, los detalles cautivantes de una nueva forma de vivir que se está abriendo paso aceleradamente en todo el mundo. Tiene distintos nombres y reconoce distintos orígenes, pero la esencia común puede resumirse en pocas palabras: la humanidad está transitando de una época de lucha individual a otra de actividad grupal y de amor; se reemplaza la competencia por la cooperación, la codicia posesiva por la participación. Existe la necesidad imperiosa de  establecer correctas relaciones humanas entre los hombres, por medio de la buena voluntad entrenada, ingeniosa, activa y práctica, que dé lugar a una vida planetaria más plena, más espiritual y más abundante.

 

No es nada nuevo. Hubo hombres que estuvieron en esto desde hace diez mil años...

 

Pero hoy parecen vibrar acordes armónicos que presagian una nueva revolución. Uno de los más resonantes es la re-unión cultural entre Oriente y Occidente. Oriente, con su enfoque introspectivo y de aislación concentradora, generó a los más grandes líderes espirituales de la humanidad: CRISTO, BUDA, MAHOMA, SHRI KRISHNA, etc. Pocos elegidos, cuidados, aislados, fueron elevados hacia cumbres de espiritualidad que aún hoy brillan, mientras las masas padecían hambre e ignorancia.

 

Occidente permitió la duda en las ciencias, buscó en lo externo lo eterno y generó la ruidosa y hueca sociedad de la tecnología y el consumo.

 

Actualmente, los físicos subatómicos encuentran respuestas en los UPANISHADS.

EINSTEIN redescubre la eterna verdad oriental: TODO ES ENERGÍA.

El Teorema de BELL repostula la idea de la UNICIDAD: Todos estamos interconectados en un Todos.

La Teoría Holográfica de PRIBRAM permite una explicación científica de MAYA, de la telepatía, la clarividencia y la curación a distancia.

 

Al mismo tiempo, todo el enfoque ocultista y esotérico de los textos orientales puede ser revelado con un lenguaje que permite la mejor comprensión por parte de los occidentales.

 

HUXLEY, JUNG, FROMM, TOYNBEE, MASLOW, ROGERS y otros se expresan en términos que hace un siglo no hubieran podido emplear, por el riesgo de no ser entendidos. ¿Por qué tanta demora? Porque, según decía HERBERT SPENCER: “Existe un principio que se resiste a toda información, que se resiste a toda argumentación, que nunca deja de mantener al hombre en una ignorancia perenne; ese principio es el de desestimar lo que no se ha investigado”

 

Pero ahora, la unión de Oriente y Occidente parece representar un grande y jubiloso “justo medio” universal: Lo mejor del Occidente nuevo, sumado a lo mejor del Oriente milenario permiten albergar esperanzas en una humanidad lastimada por un siglo brillante, pero violento.

Es el fin de la era de Piscis y el comienzo de la era de Acuario, la era del amor, la era del grupo.

 

La distensión y la difusión cultural posibilita la relectura no dogmática de textos sagrados de Oriente y Occidente. El Nuevo Testamento, el Baghavad Gita, los Upanishads, el Corán, parecen expresar un común y esperanzado mensaje de amor y espiritualidad renovados.

 

LEO BUSCAGLIA creó recientemente su inédita cátedra sobre el Amor, en una universidad norteamericana. Sus libros más famosos: “VIVIR, AMAR Y APRENDER”, “SER PERSONA”, “AMAR A LOS DEMÁS”, etc., se venden en los kioscos y supermercados de Buenos Aires.

 

VIMALA THAKAR, discípula de  Gahndi y de Krishnamurti, dedica su vida a viajar por el mundo para expresar su mensaje muy claro, amoroso y profundo. Cuando estuvo en nuestro país, en Córdoba, dio una serie de charlas que fueron recogidas en un librito excelente llamado “EL SILENCIO DEL ESPACIO INTERIOR”. En él dice que:

 

LA RELIGIÓN, MIS AMIGOS, ES EL DESCUBRIMIENTO PERSONAL DE LA VERDAD. La transformación es un cambio cualitativo radical en la fuente y en la calidad de la percepción humana: Estamos en busca de una nueva dinámica para los seres humanos. Estamos buscando una nueva sociedad humana en la que los hombres sean capaces de compartir los recursos de la Tierra, los recursos del planeta, sin explotarse unos a otros. En la que seamos capaces de convivir, con la psicología del compartir, de la cooperación y no de la confrontación. En la que seamos capaces de vivir de una manera decente y humanitaria. Ese es el desafío que enfrentamos, y si la espiritualidad no es capaz de ayudar a la raza humana a crear esta nueva dimensión de la conciencia y esta nueva dinámica en las relaciones humanas, perderá toda su significatividad para la vida de los hombres.

 

En realidad no hay recetas. La indagación debe ser interna, personal y profunda. Nadie puede alimentarse por mí. Lo que yo como no puede alimentar a otro. Además, los caminos son infinitos. Y por otra parte, no se puede LLEGAR, en el sentido tradicional de nuestra educación, a una meta u objetivo definido. “EL TAO ES EL CAMINO”, es la respuesta del TAO TE CHING a la pregunta de qué es el TAO.

 

 

Para darnos cuenta si estamos en el camino, existen señales claras que permiten distinguir la REACCIÓN  de la TRANSFORMACIÓN.

 

 

¿Cuándo llegamos a TRASCENDER las polaridades? Trascender no significa que desaparecen nuestros ideales o motivaciones, sino que pueden ser superados, de un modo abarcativo, por otros que los incluyen pero que implican un grado de ELEVACIÓN, de AMPLIACIÓN DE CONCIENCIA, de ESPIRITUALIDAD gozosa.

 

 

El cambio sin elevación es una simple reacción, una traslación entre polaridades. Agitarse no es moverse.

La transformación es un cambio hacia arriba, como lo muestra el gráfico siguiente.

 


Estas señales del camino de evolución son lo suficientemente claras como para iluminar el camino personal.

 

Pero, ¿cuáles son los signos de transformación en otros planos de la vida del hombre, es decir en los planos de la economía, de la medicina, de la política?

 

LA AUTOSUFICIENCIA

La revolución industrial y el gran avance tecnológico han contribuido en gran medida al desarrollo de la humanidad.

Al permitir la satisfacción de las necesidades básicas de las personas en algunas naciones, es posible pensar en términos de elevación espiritual de las sociedades.

 

Pero en el actual estado de evolución del ser humano, donde existen grandes cantidades de PEDIDORES (acumuladores de riqueza, egoístas, no solidarios) entre los dirigentes (y gran parte de los dirigidos) de las naciones, se generan severos problemas. A pesar de que la capacidad tecnológica actual permitiría producir para eliminar el hambre, todavía mueren de hambre muchos niños en el planeta. La pobreza estructural podría también ser eliminada, pero cada día hay más pobres en el mundo, y particularmente, en nuestros países endeudados. Los otros males como la ignorancia, el consumismo, la agresividad acumulativa y competitiva, también podrían ser al menos atenuados, en sociedades más solidarias.

 

Una sociedad es solidaria o tiene un alto grado de sinergia, cuando al mismo tiempo y por el mismo acto, cada individuo realiza su propio interés y el interés de la comunidad.

 

Nosotros vivimos en una parte del mundo que se caracteriza por tener sociedades de muy bajo grado de sinergia. Donde cada vez hay menos trabajo, más desindustrialización, más miseria y más hambre.

 

Europa, en cambio, ha logrado trascender el estado nacional y transita hacia formas de comunidad de estados-naciones, ricos, prósperos y externamente bellos.

 

Ninguna de las formas de organización, sin embargo, pone énfasis apreciable en los valores esenciales del ser humano. Curiosamente, en todo el mundo, en la parte opulenta y en la hambrienta, en la luminosa y en la oscura, están surgiendo formas de vida que rechazan la acumulación de riqueza, el consumismo, la pobreza y el hambre, todas expresiones polares de la misma realidad, una realidad que no incluye lo mejor del hombre.

Estas formas de vida tienen un nombre común:

 

                                 AUTOSUFICIENCIA

 

En Europa, para mejorar la calidad de la vida esencial, y en la Argentina, para sobrevivir, los hombres y mujeres del Tercer Milenio están descubriendo modos que huyen del ESTABLISHMENT y de la ORGANIZACIÓN.

 

Un antecedente desafortunado, porque fue deglutido por la droga y por la misma cultura de la que intentaba apartarse, lo constituyó el fenómeno HIPPIE de los años 60.

 

Pero la autosuficiencia no necesita de la droga. La rechaza por destructiva y esclavizante. La droga crea seres dependientes. La autosuficiencia es NO DEPENDENCIA de los elementos esclavizantes.

 

Precisamente, nuestra cultura industrialista exacerbada, centrada en al acumulación y el consumismo, ha generado seres que no trabajan en lo que realmente necesitan para vivir. En consecuencia, son DEPENDIENTES  del sistema. ¿Qué pasa si no hay luz, si no hay agua, si no hay comida en los supermercados, si no hay dinero? Nos volvemos locos. O nos convertimos en comedores de basura o en esclavos de algo o de alguien, que nos promete seguridad.

 

Sin embargo, es posible vivir de otro modo, SIN DEPENDENCIA del sistema, con inteligencia, sin rechazo de la tecnología buena para el hombre. No hay límites a la creatividad, si desterramos el miedo de nuestra vida.

 

KRISHNAMURTI decía “cuando uno aprende cuánto es suficiente, siempre tendrá lo necesario, porque lo suficiente nunca podrá faltar; sólo falta cuando a alguien le sobra”.

 

JOHN SEYMOUR vive en Inglaterra, en el campo. Con media hectárea le alcanza para que una familia viva muy bien, en contacto con la naturaleza, trabajando y comiendo cosas excelentes, sin venenos, en una vida sensata y autosuficiente. Hay muchos otros ejemplos en el mundo, de fundadores de la vida sensata. Es una red no organizada. Es más bien un organismo que está naciendo en medio del derrumbe de las formas de vida de PISCIS.

 

ACUARIO, símbolo de la libertad, vendrá para que no haya sirvientes ni privilegiados, sin mentiras, sin manipulación, sin codicia acaparadora, sin consumismo. Vendrá para la comunión, la amistad y el amor, para que cada uno se sienta significativo y digno, donde cada uno será escuchado, ayudado a conocerse y a equilibrarse.

 

Es una época de crisis. Es un tiempo para que actúen los Destructores y los Creadores. Crisis significa peligro para algunos y oportunidad para otros. El libre albedrío existe. El futuro no es INEVITABLE. Es INVENTABLE. El futuro de la humanidad depende de cada uno de nosotros.

 

En un hermoso sitio natural como es la Argentina, ACUARIO nos encontrará naciendo a otra vida. Pero este enfoque de autosuficiencia, de seguridad espiritual, de confianza en el hombre, no basta. La salida no está en querer salir.

 

LA SOLIDARIDAD

La salida no es salir. La autosuficiencia será también una salida aparente, si no existe lo esencial.

 

SOLIDARIDAD: Sentimiento que impele a los hombres a prestarse ayuda mutua. Dependencia mutua entre los hombres, que hace que no puedan ser felices unos si no lo son los demás.

 

Lo esencial es el Amor.

 

Finalizaremos este capítulo transcribiendo algunos de los últimos párrafos del libro “Tratado Sobre Magia Blanca”, de Alice Bailey.

 

Los aspirantes, en esta Nueva Era... procuran hacer de los hombres y mujeres comunes, conocedores e instructores, (de la siguiente manera):

 

1.      Enseñándoles a conocerse a sí mismos.

 

2.      Liberándolos de toda autoridad, despertándoles el interés y deseo de investigar en sus propias mentes, e indicándoles (nada más que eso) la dirección donde hallar la respuesta.

 

 

3.      Dándoles las condiciones que los obliguen a mantenerse en sus propios pies y a depender de sus propias almas, no de ningún ser humano, aunque sea éste un amigo amado, un instructor o un Maestro de Sabiduría.

 

...Les ofrezco la oportunidad y les digo que son necesarios, hasta el más aparentemente insignificante de ustedes. Les aseguro que los grupos de estudiantes que trabajen al unísono y con amor mutuo, profundo e inquebrantable, puede obtener resultados significativos.