mil milenios de paz
III Congreso Internacional por una Cultura de Paz
Lema del año 2002: "SIN VISIÓN, LOS PUEBLOS PERECEN"
Jornadas de Capacitación para Líderes del Futuro
Seminario LOS CONSTRUCTORES DE LA NUEVA CIVILIZACIÓN

Para participar en las actividades del III Congreso, los jóvenes contestaron a las preguntas de la encuesta, consistentes en describir el sueño más preciado que les gustaría ver realizado antes del año 2012, y con cuál de los 9 grupos que están construyendo la nueva civilización quisieran cooperar. Esta encuesta figura al final de la presente página.

Los ámbitos de realización de los encuentros, gentilmente cedidos por sus administradores, han sido The Organization Development Institute (ODI) y ENCUENTROS DE OCAMPO, situados en puntos importantes de la ciudad y equipados para la capacitación de jóvenes. Nuestro agradecimiento a ERIC GAYNOR, EDUARDO LÁVAQUE Y VIRGINIA RIVANERA, cuyos desinteresados aportes posibilitaron la generación del Manifiesto "EL FUTURO DEL MUNDO"

El detalle de los 5 Seminarios previstos para las Jornadas es el siguiente

SEMINARIO 1 “LOS CONSTRUCTORES DE LA NUEVA CIVILIZACIÓN"

Coordinado por María Risetti y Carlos Tereschuk, directores de sidereh, solar para la investigación y el desarrollo de las relaciones humanas

SEMINARIO 2 “CONCIENCIA DE VISIÓN”
Coordinado por Nancy Ducuing y Marcelo Martorelli directores de la Fundación Paz, Ecología y Arte
SEMINARIO 3 “DE LA VIOLENCIA A LA INTEGRIDAD”

Coordinado por Verónica Pelicaric

SEMINARIO 4 “CAMINO A LA EVOLUCIÓN”

Coordinado por Mónica Shocron

SEMINARIO 5 “DIÁLOGO PRODUCTIVO”
Coordinado por Inés Palomeque directora de “mil milenios de paz”

 

El presente Seminario, uno de los cinco programados en las Jornadas de Capacitación,  se realizó en una hora de exposición de las ideas contenidas en los libros que se detallan, y que forman parte del Proyecto Educativo "Vida Plena":

- EL NACIMIENTO DE UNA NUEVA CIVILIZACIÓN

- EL FIN DE LOS INTERMEDIARIOS

- EL FUTURO DEL DINERO

- EL AMOR HUMANO EN EL TERCER MILENIO

- TODOS SOMOS INMORTALES - La naturaleza del Alma humana - (Elementos para una educación inteligente)

- LA LIBERTAD DE SABERNOS DIVINOS - Las doce noticias más importantes del Segundo Milenio

Todos los libros pueden leerse o imprimirse por medio de los archivos incluidos en este CD.

 

 

ENCUESTA: DISEÑANDO EL FUTURO DEL MUNDO

 

Participan jóvenes cuyas edades oscilen entre los 16 y los 20 años cumplidos hasta el 31/12/2002

 

Contestan las preguntas:

 

  1. ¿qué ideas o sueños podría yo aportar para contribuir a consolidar el futuro del mundo? Escribir a continuación el sueño más preciado que me gustaría ver realizado desde hoy hasta el año  2012.

  1. de los nueve grupos (ver adjuntos) que trabajan para construir una civilización basada en los valores del Manifiesto por la Paz  (ver al final de esta páguna) y ejerciendo las libertades del Manifiesto Por la Vida (ver al final de esta página) de los Jóvenes del MERCOSUR, ¿ en cuál/es grupo/s me gustaría participar, de acuerdo con mi sueño? (elegir 3 como máximo)

GRUPO NÚMERO   ......

                                         GRUPO NÚMERO    ......

GRUPO NÚMERO   ......

 

LOS GRUPOS QUE TRABAJAN EN LA CONSTRUCCIÓN DE UNA NUEVA CIVILIZACIÓN

 

 

1) El grupo de los Comunicadores Genuinos

Este conjunto es el que tiene la misión de conectarse con la nube de ideas y de difundirlas por múltiples medios entre los intelectuales de la humanidad, con el fin de traer a la existencia el canon de lo nuevo y generar los ideales que impulsen hacia adelante a la cultura y a la civilización emergentes.

 

2) El grupo de los Observadores entrenados.

Los Observadores entrenados están conectados con la realidad de la Luz, a pesar de vivir inmersos en la oscuridad de la Gran Ilusión. Transmiten la luz de la verdad a todos los que se encuentran a su lado. Pueden leer entre líneas el significado real de lo que acontece en el mundo. Conocen el origen del espejismo que algunos crean con propósitos egoístas, o que todos creamos por ignorancia o por miedo.

 

Todo aquel que contribuye al mantenimiento de la ignorancia y del miedo entre la gente está trabajando, consciente o inconscientemente, para agrandar y oscurecer esa nube ilusoria, pero que tiene el poder de mantenernos en la oscuridad.

 

3) El grupo de los Agentes de Salud.

La alta calidad de las relaciones de una persona determina un estado saludable.  

Cuando uno está coordinado y en armonía, todo fluye saludablemente.  

Este grupo tiene la misión de ampliar notablemente el campo de acción de la medicina  actual, la que a pesar de ocuparse sólo de lo físico y de intentar la eliminación del síntoma, ha realizado prodigios notables en el ámbito de la curación. Cuando se comprenda que toda enfermedad es el resultado de relaciones de falta de amor con uno mismo, con otro y con todo lo que existe, podremos llegar a comprender y emplear las leyes universales de la verdadera salud.

 

4) El grupo de los  nuevos Educadores.

Este grupo está trabajando desde hace tiempo, y su tarea es cada vez más notable.  

La misión consiste en ayudar a conocer y a desarrollar los instrumentos humanos de captación del conocimiento, y eventualmente, de la sabiduría. Estos tres instrumentos son el instinto, el intelecto y la intuición.  

Por el hecho de ser humano, cada individuo posee los tres mecanismos. La única diferencia reside en el conocimiento de su naturaleza real y en la capacidad de emplearla del mejor modo posible.  

De tal modo, la educación debe ser transformada en una ancha avenida de dos manos, en la que cada persona pueda llegar a expresar  aquello que ya es, dejar salir lo que ya está en nosotros.

 

5) El grupo de los Organizadores Políticos del Bien nacional y planetario.

La tarea de este grupo es el servicio político para el bien de toda persona, de cada nación y de la humanidad entera.  

No es fácil porque este grupo depende notoriamente del resultado de la tarea educativa del grupo anterior.  

Resulta necesaria, por lo tanto, una transición temporal significativa en la que lentamente serán incorporadas a la sociedad las ideas y los ideales que condicionarán la evolución hacia una vida más plena, desarrollando los ideales de los pensadores que logren transmitir las ventajas de la solidaridad, la cooperación y  del bien común, como meta superior que se anteponga a los intereses personales y partidarios.

 

6) Los Trabajadores de la Ciencia de la Religión.

La conciliación parece ser el enfoque predominante en este campo.  Del mismo modo que no resulta razonable que exista un dios por cada barrio porteño, la globalización ha traído la idea de la Humanidad Una, que puede corresponderse con la idea de la divinidad común. El estudio de las religiones, filosofías y mitologías comparadas ha podido establecer bases científicas para esa comunidad. Por otra parte, el estudio de la naturaleza real de los seres humanos tendrá que hacerse con la participación de la ciencia moderna, porque ésta emplea el lenguaje de la luz y de la energía, sumamente adecuado para una descripción científica de toda realidad.  

 

7) Los trabajadores del campo de la Creatividad.

Crear no significa lo mismo que criar .

Crear es la capacidad para hacer algo de la nada.

La creación es un ámbito reservado a la divinidad.  

Si la Ciencia y las Iglesias pudieran admitir la hipótesis de la divinidad del hombre, se abriría un enorme campo de investigación y experimentación en lo que llamamos creatividad.  Esta es la tarea de este grupo, que trabaja sobre la revelación de los poderes más elevados del hombre, superando las actuales barreras impuestas por modelos mentales anticuados.  

Particularmente, en el tema de la energía podrá manifestarse, como ya se está haciendo, un insospechado ámbito de desarrollo.

 

8) Los Psicólogos de la Ciencia del Alma.

Psicología, en griego, significa literalmente la ciencia del Alma.  

Los futuros psicólogos, en consecuencia, trabajarán en el estudio y la enseñanza de las relaciones entre el hombre y su alma, entre las almas, y entre éstas y la súper alma, y también se ocuparán de las relaciones del reino humano con los otros  tres reinos conocidos de la Naturaleza (animal, vegetal y mineral).  

 

9) Los financistas y economistas de la distribución de los recursos abundantes.

Este grupo estudia la naturaleza real del dinero, sus funciones, su distribución y nuestra relación personal con este instrumento.

 

 

 

 

El décimo grupo es de síntesis de todos los anteriores. Síntesis amorosa e incluyente de todos los hombres y mujeres del mundo, de fusión y de comprensión, de contribución y de compasión.

Hace falta elegir y jugarse por el amor, en el amor, sin miedo y sin prisa, sin buscar víctimas propiciatorias y sin odio, que no es más que un leve disfraz  del miedo. Sólo así, del presente Caos nacerá un nuevo Cosmos perdurable y amoroso.

 

 

 

Fragmento del libro “EL NACIMIENTO DE UNA NUEVA CIVILIZACIÓN”

Puede leerse o bajarse gratuitamente en www.milmilenios.org.ar  

o en 

www.santuarios.com

 

MANIFIESTO POR LA PAZ DE LOS JÓVENES DEL MERCOSUR

n               Nosotros, jóvenes representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, reunidos en Asamblea Parlamentaria en el Histórico Recinto de la Cámara de Senadores de la República Argentina, convocados por este Acontecimiento Emblemático del Año Internacional de la Cultura de Paz de UNESCO, luego de manifestar nuestras opiniones, ejercer el consenso y decidir por votación democrática, declaramos:

n               Para promover, generar y concretar una cultura de la paz es necesario explorar, experimentar y expresar en nuestra vida individual cotidiana, y en nuestras relaciones familiares, de amistad, laborales, deportivas, educativas, políticas, nacionales,  internacionales y mundiales, los valores humanos cuya síntesis se detalla a continuación.

         ALEGRÍA

          Es el don de vivir en armonía con nosotros mismos, y con el prójimo.

          Quien pierde la alegría, acorta sus días.

          Además, es un factor muy importante en nuestras vidas ya que nos ayuda a seguir luchando por nuestras metas y objetivos. Por eso, aunque nuestros pesares, temores, angustias y soledades envuelvan nuestros corazones, las riquezas del alma están siempre a mano. La esperanza, la solidaridad, el amor y la alegría son posibles, aún en las más crudas realidades.

         JUSTICIA

          La Paz no es únicamente la ausencia de guerras sino que está íntimamente ligada con la garantía y el compromiso de un sistema más justo, donde primen la igualdad de oportunidades y la satisfacción de las necesidades básicas tanto materiales como inmateriales.

          Por ello reafirmamos que es una contradicción hablar de igualdad de derechos y garantías cuando no todos tenemos las mismas posibilidades de ejercerlos, y renovamos nuestro compromiso de construir un camino de Paz forjado en la justicia, la dignidad y la esperanza.

         BONDAD

          El deseo de todo padre y todo niño es crecer en un mundo tranquilo donde haya paz, bondad y amor, porque en el mundo de hoy el hombre se ocupa nada más que de sí mismo. Vivimos en la supremacía del tener sobre el ser, en la que cada persona se dedica sólo a su propio bien y no al bien común. Por lo tanto para vivir en paz debemos mejorar nosotros y dar el ejemplo; de esa manera podríamos concordar con otras personas para seguir juntos el camino de la paz

          Pero siempre debemos recordar ante todo que la bondad nació de alabar a Dios. Por lo tanto siempre debemos decirle:

                               Sí a la comprensión

                               Sí a la fe

                               Sí al amor,

        y por lo tanto sí al perdón. Estas, entre tantas otras cosas dan lugar a la bondad.

         GENEROSIDAD

          El poder, la ambición, la envidia y el egoísmo atentan contra la Paz; por ello debemos cultivar y difundir la generosidad a fin de terminar con la exclusión y la marginación. Los seres humanos necesitamos no sólo pensar en nuestro propio bienestar, sino también en el de los demás.

          Necesitamos vivir todos unidos, sin discriminar, y ayudando al prójimo sin esperar nada a cambio; de este modo el valor de la generosidad se propagará y podremos así lograr una paz real y definitiva para las generaciones presentes y futuras.

         TOLERANCIA

         Todos los seres humanos tenemos un mismo origen; por eso, a pesar de las distintas ideologías merecemos ser tratados de la misma manera, aceptando las diferencias de cada uno como parte de la diversidad de la vida. Lograr, a partir de esto, una sociedad tolerante que tenga como objetivo común integrar a cada individuo como un ser único e irrepetible, con sus sentimientos, pensamientos, virtudes y defectos. Capaz de manifestarlos libremente, a pesar de diferir con otras opiniones, y así concretar nuestra meta: vivir en paz

         COOPERACIÓN

          Si compartimos, podemos escucharnos e intercambiar ideas; si aceptamos las diferencias podemos respetarnos y relacionarnos en forma armónica, pero necesitamos el compromiso de todos para la existencia de paz en el mundo.

          La actitud de cooperar nace de uno mismo. La cooperación comienza en la familia y de allí se difunde hacia el resto de la sociedad. Si juntos actuamos de la misma manera podremos aunar pensamientos, ya que los esfuerzos compartidos dan mejores resultados, porque las dificultades compartidas tienen prontas soluciones, porque los desafíos compartidos son más factibles. Compartir es cooperar y si compartimos la tristeza nos sentiremos mejor y si compartimos la alegría seremos realmente felices y libres.

         HONESTIDAD

          Todos pensamos que la paz es el fin que buscamos y debemos encontrar el camino para ello. Existen diversos caminos para alcanzarla; uno de ellos es la honestidad.

          Honestidad implica la sinceridad, actuando con la verdad; reconociendo nuestros errores y viviendo una realidad presente para ser aceptada por las demás personas.

          La verdadera honestidad es aquella que surge de nuestro interior. Respetándola y poniéndola en práctica con los demás y con uno mismo alcanzaremos así ese sueño tan preciado: una sociedad fundada en los valores. Ese estado tan maravilloso sólo podemos alcanzarlo si aprendemos que todos somos iguales. Deberíamos olvidar las ideas que nos llevan a la separación, tratarnos con honestidad y respetándonos por sobre todas las cosas.

         RESPETO

          Para lograr llegar a este valor necesitamos partir desde el autorrespeto, evitando juicios, aceptando las diferencias, considerando y teniendo en cuenta a todos, en un aprendizaje permanente.

          Lograremos esto actuando con amor, siendo conscientes y buscando el bien para todos.

         COMPRENSIÓN

          Es necesario comprender que el mundo de paz no es otro mundo, sino el mismo con otra perspectiva. Para lograrlo, cada uno debe vivir en comunión; esto implica salir de nosotros mismos sin olvidar quiénes somos y hacia dónde vamos, colocándonos en el lugar del otro, confirmando así aquello que nos caracteriza.

          Comprender que a pesar de las diferencias, somos todos iguales y seguimos un mismo camino.

         AMOR

          El amor está en todo y en todos.

          Sólo tenemos que descubrirlo, y al hacerlo, manifestarlo de manera armoniosa, sincera, caritativa y mutua, para que con el compromiso de todos logremos la paz del mundo.

         LIBERTAD

Una cultura de paz, considerada como el desarrollo pleno de las personas, exige el valor de la libertad para lograr el bien común, aplicando una libertad interior que está identificada por nuestros principios, abocada a la libertad exterior que conforma a una sociedad con derechos, valores y deberes que tenemos como seres libres.

·                                                     CUIDADO

         La paz empieza desde uno mismo, desde las pequeñas cosas. Luego uno la transmite a la sociedad.

          No sirve hablar, tenemos que hacer. Así la paz se irá transmitiendo y permanecerá por siempre

 

En Buenos Aires, a los 19 días del mes de setiembre del año 2000.

 

1er. Congreso del Mercosur por una Cultura de Paz                   “mil milenios de paz”           

 

 

“mil milenios de paz”
Manifiesto POR LA VIDA de los Jóvenes del MERCOSUR

 

 

Nosotros, jóvenes representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, reunidos en Asamblea Parlamentaria el 24 de setiembre de 2001 en el Histórico Recinto de la Cámara de Senadores de la República Argentina, convocados por este Acontecimiento de “MIL MILENIOS DE PAZ” realizado en conmemoración del Año Internacional del Voluntariado declarado por Naciones Unidas, luego de manifestar nuestras opiniones, ejercer el consenso y decidir por votación democrática, declaramos:

 

 

Para promover, generar y concretar la dignidad humana en una cultura de la paz es necesario reconocer la posibilidad, asumir y practicar en nuestra vida individual cotidiana, y en nuestras relaciones familiares, de amistad, laborales, deportivas, educativas, políticas, nacionales,  internacionales y mundiales, los grados de libertad cuya síntesis se detalla a continuación:

 

Liberarnos del miedo y de la necesidad – que traducido en términos mundiales  significa generar convenios económicos y financieros que aseguren a cada nación una vida saludable y pacífica para todos sus habitantes – en todas partes del mundo, para lo cual proponemos:

 

-          Que en las transacciones financieras se tomen en cuenta los valores como la honestidad, la generosidad y la libertad de los miembros acordantes, para que no sean ultrajados ni los derechos ni la dignidad de los pueblos. Para esto debemos sustentar las bases de los políticos (que en un futuro podemos ser nosotros mismos) en la educación, que debe tener como principal objetivo la expresión de los tres valores ya mencionados.

 

-          Que los países con deuda externa puedan replantearla y pagarla con intereses mínimos, sin ocasionar más perjuicios a sus habitantes, de modo que puedan emplear al máximo sus recursos para generar nuevas fuentes de trabajo, favoreciendo el intercambio económico para sacar adecuado provecho de sus exportaciones.

 

-          Que se cree un organismo internacional integrado por los representantes de todos los países cuya función sea equilibrar el intercambio de productos para garantizar una vida digna a los habitantes de las naciones menos desarrolladas y que no se formen grandes imperios que abusen de su poder.

-          Que se fortalezca la justicia de cada nación para que se respeten las leyes, a fin de que no exista corrupción y para que los delincuentes sean castigados, de modo que sea posible vivir en comunidad.

 

-          Que cada individuo pueda tener una vida más saludable y pacífica, equilibrando sentimientos como el miedo y el amor.

  -           

 

Liberarnos del temor – que traducido en términos mundiales significa reducir globalmente los armamentos en tal grado y en forma tan completa, que ninguna nación pueda cometer un acto de agresión física contra algún vecino – en ninguna parte del mundo, para lo cual proponemos:

 

-          Aceptar la idea de que todos los pueblos son iguales, porque lo son. Si comenzamos una guerra, la humanidad entera sufre, y a ella también pertenecen los que crean los conflictos.

 

-          Crear asociaciones, talleres y organizaciones para difundir la paz en todos los lugares del mundo, y así concientizar a las personas, para transformarlo día a día en un lugar donde sea posible vivir en armonía.

 

-          Despertar nuestra conciencia a la realidad de la igualdad entre los hombres, erradicando el egoísta deseo de prevalencia, para lograr fraternidad entre las naciones.

 

-          Enfrentar nuestros temores y aprender a amar al prójimo. Luego, a partir de esta base, dar a conocer al mundo las consecuencias que trae aparejadas la violencia; y así lograr paulatinamente una sociedad armónica donde reinen la paz, el amor y la alegría.

 

-          Fomentar y comunicar a través de talleres educativos en las instituciones, desde el nivel inicial, el conocimiento de los valores que constituyen a cada persona, de manera que cada uno aprenda a respetar los valores propios y los de los demás, construyendo así una civilización basada en el amor.

 

 

Libertad para desarrollar el potencial individual y social de cada persona – considerada como un ser humano único e irrepetible , respetando también la integridad y la belleza de los demás reinos de la naturaleza – en todas partes del mundo, para lo cual proponemos:

 

-          Que cada individuo se reconozca poseedor de virtudes y defectos que lo distinguen; de cualidades únicas que pueden y han de ser desarrolladas para el óptimo florecimiento de la sociedad humana.

 

-          Que cada persona emplee a fondo sus cualidades y capacidades, y aprenda de sus defectos, para generar y tomar conciencia de la importancia que tiene preservar y aprovechar correctamente los recursos naturales y el medio ambiente.

 

-          Que cada individuo proceda de acuerdo a sus derechos y deberes para actuar en libertad, siendo al mismo tiempo plenamente consciente de los límites de ésta.

 

-          Que desde el nivel inicial a través de la educación se concientice  a los niños hacia el respeto por los valores y derechos humanos, y libertades individuales, sin tergiversarlas.

 

 

Libertad de cada persona para manifestar sus creencias y sus cultos - en todas partes del mundo – para lo cual proponemos:

 

-          Valorarse a uno mismo como individuo, así podremos valorar al prójimo, respetando y tolerando otras ideas, abriéndonos a otros mundos, que muchas veces nos pueden enseñar cosas valiosas. Que esta actitud sirva como modelo de vida constructivo para todos.

-          Que cada individuo tenga derecho a ser fiel a sus creencias, sin sentirse avergonzado por los modos que emplea. Si cada uno se sintiera seguro y bien por lo que hace, no debería dudar ni sentirse mal por ello, siempre y cuando respete a los demás.

 

-          Convertir el amor y el respeto a Dios en amor y respeto al prójimo.

 

-          No utilizar a Dios o a las creencias como fundamento del terrorismo, fanatismo o cualquier tipo de atentados que puedan dañar la integridad de las personas.

 

-          Que se respete la dignidad individual dejando de lado los prejuicios sociales.

 

   

Libertad de  palabra  y expresión - en todas partes del mundo

 

La libertad es un estado de las personas, en el cual no existe la necesidad de poner barreras o límites que perjudiquen o dañen al otro. Dicho estado existe en uno mismo. TODOS SOMOS LIBRES. Si no existiesen las barreras que nos imponemos nosotros mismos, llegaríamos a la libertad que nos hace seres verdaderamente auténticos. Esto implica comenzar por uno mismo para luego, eventualmente, cambiar el mundo. Por ello proponemos:

 

-          Aprender a expresarse desde la esencia de uno mismo y aprender a escuchar al otro.

 

-          Tener en cuenta el respeto mutuo en la comunicación.

 

-          Hacer silencio; sólo así escuchamos al otro.

 

-          Intentar que lo que se siente sea lo mismo que lo que se piensa y lo que se hace.

 

 

 

 

El presente “MANIFIESTO POR LA VIDA” ha sido generado por los Jóvenes del Mercosur durante las Jornadas del II Congreso del Mercosur por una Cultura de Paz organizado por “mil milenios de paz”, y aprobado en Asamblea Parlamentaria en el Histórico Recinto del Senado de la Nación Argentina el 24 de setiembre de 2001, por 72 jóvenes que ejercieron durante algunas horas la alta función de legislar para la paz y la libertad de los pueblos del mundo. Trabajaron en la confección del documento más de 100 jóvenes que además fueron capacitados como Futuros Líderes POR LA VIDA.

 

Contribuyeron a la realización de los encuentros una notable lista de Instituciones de los ámbitos legislativo, educativo, político, empresario, no gubernamental y personal de los países del Mercosur, a quienes los organizadores agradecen de corazón.

 

 

El II Congreso, al igual que el primero, realizado en el año 2000, en el que se generó el “Manifiesto POR LA PAZ de los Jóvenes del Mercosur”, han sido llevados a cabo con presupuesto dinerario nulo, como demostración palpable de la abundancia de recursos valiosos en nuestros países, y de las posibilidades creativas intactas que están ampliamente disponibles para generar una nueva sociedad apta para niños.