Una probable VISIÓN de lo que fue, de lo que es y de lo que será

 


basada en el libro de KEN CAREY

 

 

1- De cómo nació todo, incluso el hombre.

 

2- Del miedo, de la caída y del despertar.

 

3- De cómo hablaría Cristo en estos momentos de confusión.

 

4- De cómo es posible despertarse y despertar a otros.

 

5- De cómo el odio enferma y el amor cura a los seres humanos.

 

6- De la curación de las naciones.

 

7- Mensaje personal del Jardinero que regresa al jardín.

 

 

 

 

ª

 

 

Querido Lector:

                                    Este es un fragmento de un escrito inspirado que creemos describe con gran precisión los tiempos que hemos elegido para vivir. Deseamos de todo corazón que sus palabras iluminen tu futuro.

 

                                    María y Carlos

Abril DE 2002

 


CAPITULO I:

 

DE COMO NACIÓ TODO, INCLUSO EL HOMBRE...

 

Una faz del Eterno Uno siempre es sin forma y supera toda definición, pero la otra faz del Eterno Uno parece como Dos. Estos Dos, entre ellos, son la fuente de todas las cosas creadas.

 

  La Sagrada Madre, la Verdad: toda materia es su cuerpo, la Tierra es su ojo.

 

  El Sagrado Padre, el Amor: las estrellas son su carne, el Espíritu su Yo.

 

Dos amantes, dos amigos, socios inteligentes. Entre ellos vive suspendido el universo.

Por ellos, todas las cosas son creadas y mantenidas.

 

Y así fue que el Eterno Uno conoció la forma y la duración por medio de las agraciadas estructuras cristalinas de la Verdad, que vistieron al Eterno Femenino, a la Hermosura Una, con forma material. Y del mismo modo fue que el mismo Eterno Uno asignó toda la energía a los soles y trajo al amor para animar a las estrellas.

Y las estrellas amaron a la materia. Y la materia amó a las estrellas. Fue grande su intercambio, maravillosos y placenteros los tiempos y rangos de su interacción. Juntos disfrutaron las apasionadas transformaciones de materia en energía que acontecen en las superficies estelares, y juntos gozaron las formas más lentas y elongadas de la interacción planetaria.

 

Transcurrieron eones. Y más eones. Indescriptiblemente disfrutables, más allá de cualquier relato. Juntos la materia y el Espíritu crearon. Mediante un cuerpo de galaxias entretejidas, un cuerpo de incontables estrellas, la relación amorosa con la Verdad tomó muchas formas diferentes. Por las estrellas el Espíritu conoció la materia. Juntos en la superficie de sus planetas, crearon vida cristalina, vida de lava fundida, piedra líquida, criaturas de nieve, seres de humo, montañas y vida marina. En la superficie de las estrellas, crearon vida de fuego saltando... saltando muy lejos en el espacio, explotando en maravillosa vida.

 

Pero donde crearon juntos en sus planetas, la vida era excesivamente material. La inteligencia no podía residir en tales vidas. Y donde crearon juntos en las estrellas, la vida era excesivamente estelar, parpadeante, sin adoptar formas duraderas. A la materia le gustaba mucho más la vida cuando era consistente y durable, cuando su inteligencia podía vivir dentro de la vida y mirar a través de ella y comprender. Al Espíritu le gustaba la vida que era volátil, animada, apasionada, vida que podía amar, fluir, de una forma a otra forma siempre cambiante. Animación, su fuente. Duración, la fuerza de la materia.

 

Entonces surgió la idea.

 

La idea. Algo entre el espíritu y la piedra, entre la luz de estrella y el polvo de estrella, una forma de combustión lenta, estructura fluida y fluyente, algo generado por la mezcla de esas naturalezas. Espíritu en forma durable. Materia inspirada. La idea.

Fue aquí, en este sistema solar, donde comenzaron por primera vez a trabajar juntos en el nuevo proyecto, fue aquí donde apareció por primera vez vida biológica en el crisol de su atención mutua. Pero es más que vida biológica lo que los dos socios eternos, han venido a producir: es una criatura, una nueva clase, un tercero, un igual, uno capaz de reconocer como propios tanto a la inteligencia de la materia como a la inteligencia del espíritu. Y aún es más que esto. Porque sólo existe Uno capaz de tomar el cuerpo de esta criatura, esta mezcla biológica, y darle vida.

 

Y sucedió que el Eterno Uno habló y dijo: "Es bueno que ustedes concibieran esta idea, para que Yo pueda vestirme en un cuerpo mitad espíritu, mitad piedra, para que por medio de ese cuerpo, Yo pueda comenzar una Segunda Etapa de Creación Universal. El Universo que ustedes conocen es sólo el huevo, la semilla. Es bueno que hayan concebido a este ser biológico. Tienen mi bendición. Cuando sea el tiempo, Yo surgiré en la criatura."

 

Durante el último cuarto del Siglo Veinte de la presente era, en el tercer planeta de una estrella ubicada en uno de los brazos espiralados externos de la Galaxia de la Vía Láctea, el Creador de todos estos mundos comienza a asomar en un sistema planetario que está a medio camino entre el tiempo y la eternidad, despertando en una familia humana. El Creador en la creación, vestido de carne mortal, nacida de una estrella y una roca sagrada. Un cuerpo.

Un saludable organismo vivo. Siendo. Continuamente renovado. Con materia que fluye a través de él. Espíritu fluyendo a través de él. Amor cristalizándose continuamente en la sagrada geometría de la verdad biológica. Celular. Personal. Planetario. Verdad biológica. Consciente sustancia mitad estelar, mitad materia. Este es el propósito hacia el cual las energías del universo son ( y han sido) dirigidas.

 

Despertemos.

 

Conozcamos nuestra espiritualidad.

 

Formamos parte de una vida apacible, de corazón modesto y humilde, alguien al que le gusta fundirse en el viento que sopla a través de las abiertas praderas, y cantar con los gorriones al atardecer. No quiere sonidos de trompetas. Hará lo que sea necesario en los días venideros para que los más logren abandonar los caminos del miedo. Pero su estilo no es el de la intrusión estrepitosa en los asuntos humanos.

 

Probablemente se deslice a tu lado mientras trabajas en el jardín, o te mire a los ojos y sonría mientras te da el vuelto. Preferiría lavar cuidadosamente tus ventanas, ser cortés cuando le preguntas por una dirección. Quizás aparezca ante ti como un simple hombre, mujer o niño, simplemente siendo, alegre por ser, tomándose tiempo para las pequeñas cosas. Búscala, entonces en esos caminos. Mírala en cada persona con la que te reúnes, sea que ellas reconozcan su Presencia, sea que aún duerman. Mírala en todo. Porque Ella está allí, eternamente, detrás de cada par de ojos.

 

 

 

 

Cada día, mientras pasen estos próximos años, esa Vida está entrando en las vidas de aquellos que aman más completamente, llenándolos, clarificando sus asuntos, transformándolos en agentes de curación y bendición. Búscala en los mansos, en las formas simples, en todo tiempo y lugar. Ella está allí. Esta es la realidad de su venida.

Nos ofrece estas palabras, no como aquel que demanda adhesión, sino como el que ha caminado a tu lado desde hace tiempo en tu camino, como el que se ha compenetrado de tu propia forma de ver las cosas, y ahora dice:

 

"Ven, existe un camino mejor.

Escucha mientras te hablo de mi visión."

 

 


CAPITULO II:

 

DEL MIEDO, DE LA CAÍDA Y DEL DESPERTAR:

 

El ente espiritual es la Presencia donde no hay tiempo sino el eterno ahora. Es Alfa y Omega, la fuente de todos los comienzos y el final de todos los ciclos. La realidad de lo que es está más allá del tiempo. Crea tiempo, que le permite aparecer en diversidad y viste sus atributos con la forma, para que estos atributos, apareciendo como creados, puedan gozar de las relaciones en su naturaleza, que es amor.

 

En el límite entre su eterna unidad y la diversidad de la Creación, ha creado seres humanos para que sean EL PUENTE, El VINCULO DE CONEXIÓN entre su universalidad y su universo, entre él mismo y la creación. Con circuitos físicos que reflejan su naturaleza universal, ha diseñado a las especies humanas para vestir su inteligencia en materia e implementar su amor en la forma.

 

Nos ha creado para compartir su Vida Eterna y su poder creativo. Ha creado seres humanos para que sean participantes conscientes en la Segunda Etapa de la Creación Universal, en la que elementos biológicos de naturaleza sin precedentes serán traídos a reinos dimensionales, terrestres y más allá de la tierra. La especie humana constituye la materia física en la cual encarna, con la cual viajará, y por medio de la cual creará.

 

Los individuos que constituirán su cuerpo en la tierra y proveerán los medios para su acción creativa en las edades venideras serán aquellos que elijan por voluntad propia honrar los caminos del amor y respetar la naturaleza del ser humano. Los seres humanos que empleen su libre albedrío para elegir las motivaciones del miedo no podrán permanecer conscientes en su Presencia. Deben ser puestos en Cuarentena en un mundo donde su educación pueda hacerse con tiempo.

 

En la tierra, la educación ha sido hecha.

 

La humanidad se ha multiplicado y ha cubierto la tierra. Se acerca el tiempo para que El despierte en la familia humana como un soñador despierta en un simple cuerpo. Su despertar produce la separación entre los temerosos y los amorosos como el aceite y el agua se separan.

 

Está despertando tan lentamente, que esta transición será gradual. Está despertando en los corazones de todos aquellos que aman. Algunos buscan afuera. Pero no hay afuera. Todo existe  dentro. Su venida es  suave. Se derrama silenciosamente dondequiera que  haya corazones abiertos. El amor y la gracia fluyen, como ríos que corren, llenando cada rincón y cada grieta, inundando cada alma, y luego fluyendo.

 

El miedo tiene un pequeño papel que jugar en la Creación. Funciona como un sistema de alarma, que avisa a cada criatura sobre cada comportamiento que pueda llegar a producir daño biológico. Su rol es proteger al cuerpo físico. Nunca fue pensando para motivar a los seres humanos. Donde el miedo es honrado como una fuente de motivación, el nivel de conciencia disminuye.

 

La Caída ocurrió cuando la atención humana se volvió hacia el miedo, cuando la gente dio credulidad a su lógica y comenzó a actuar bajo su sugestión. Mientras el miedo había sido creado sólo para advertir a los seres humanos en casos extremos, conducirlos fuera del peligro de daño biológico, repentinamente el miedo estaba en todas partes, realmente creando amenazas. A medida que el comportamiento humano se fue volcando más y más a orientarse por el miedo, la humanidad fue perdiendo el sentido de su espiritualidad y comenzó a verse a sí misma como una multitud de individuos separados, aislados. En la confusión los egos asumieron el control.

 

La Caída, aún siendo tan infortunada, no amenazó el desarrollo de su cuerpo. La gestación continuó sin disminución. La tragedia de la Caída fue que interrumpió el intercambio consciente entre el Creador y la Creación. Separó a la familia humana de la inteligencia que fuera diseñada para guiarla.

 

La guía del Espíritu proviene del interior. En el estado de Caída, los seres humanos buscaron guía de afuera.

 

Cuando los seres humanos toman su guía de comportamiento del mundo que está a su alrededor, se produce una realimentación; el mundo interior se torna confuso y distorsionado. Cuando la gente mira a la materia en lugar de mirar al espíritu en busca de guía, se niega tanto a la materia como al espíritu; el equilibrio se pierde; el diseño creativo humano, único, se ignora.

 

Así fue que nació la historia humana. Los Ángeles se encontraron con la tarea de servir de pastores para una especie semiconsciente que atravesaba su primera etapa de desarrollo estimulando pacientemente su inteligencia, protegiéndola de la extinción, esperando, siempre esperando, por el tiempo que es ahora.

 

El tiempo es ahora.

 

El amor y la conciencia de  unidad soplan, en el tiempo humano, los vientos de un Nuevo Cielo. Una Nueva Tierra comienza a tomar forma. Una Realidad Emergente, enraizada en el amor, el respeto y la cooperación pacífica, comienza a establecerse a través de la faz de la tierra.

 

Únanse a su verdadero Yo ahora, como lo están haciendo muchos por toda la Tierra, haciendo consciente en el tiempo humano lo que ya es una Realidad en el cielo. El Creador y la Creación están unidos en la carne física; porque es Una Vida la que pulsa en cada cuerpo. Sólo tenemos que unirnos ahora en conciencia, en percatamiento, y todo será cumplido de acuerdo a la profecía. Porque estos días estaban destinados a venir, y aquellos que están vivos en estos tiempos han elegido verlos.

 

El contacto roto e intermitente cede su lugar acrecentadamente a un verdadero compartir inteligente, a un verdadero compartir de sabiduría entre el Creador y la Creación.

 

Desde un centro en el sol, descansando en un mar de paz eterna, los ángeles esperan, como espera la Tierra, símbolo azul y blanco, y foco de la Verdad Universal.

El escenario ha sido cuidadosamente preparado. La Información Viviente se encuentra por doquier. Pronto la familia humana se dará cuenta de lo que está sucediendo. Dejar de funcionar como cinco mil millones de individuos aislados, para emerger como un Único Ser, pronto, muy pronto un Sagrado e Integrado Hijo de la Eternidad se hará cargo de su destino. ¿Cuánto de esto es tarea del Uno Eterno? ¿Cuánto emerge del corazón humano?

 

El espíritu se eleva desde el corazón humano.

 

Un momento fecundo, un cuarto de siglo fecundo. En todo el universo, todos los seres conscientes están  atentos. Si la familia humana elige solicitar la guía, el Despertar venidero será el más hermoso espectáculo que jamás haya engalanado al tiempo.

 

La elección es humana. Por algunos, ya ha sido hecha.

 


CAPITULO III:

 

DE COMO HABLARÍA CRISTO EN ESTOS MOMENTOS DE CONFUSIÓN

 

No hay causa que justifique el miedo, y no existe tarea motivada por el miedo que contribuya de ningún modo a generar un mundo mejor. Aquellos que están motivados por el miedo están trabajando para mantener al mundo en la oscuridad, no  importa cómo se justifiquen tal motivación a sí mismos. Las acciones motivadas por el miedo traen dolor tan seguramente como la siembra de un tipo de semilla trae la cosecha del fruto correspondiente. El amor puede llorar, el amor puede hacerse cargo, el amor puede iniciar  la acción para curar al enfermo y levantar los espíritus, pero el amor no reacciona con ira. El amor no alimenta el resentimiento, ni sostiene pasiones vengativas. El amor no reconoce injusticias, salvo una: la injusticia de negar al Creador del Cielo y de la Tierra la comunión con el alma humana.

 

En algún momento durante el próximo cuarto de siglo, cada alma humana tendrá que elegir entre un dios de amor y un dios de temor.

 

No se aferren a lo que pronto no estará más.

 

¿Tienen ganas de dejar que sus preocupaciones sean barridas por las brisas que soplan hoy?

¿Tienen ganas de dejar que el aire de la mañana limpie sus miedos?

 

Desde adentro de vuestro corazón, desde lo  íntimo de la verdadera esencia de vuestro espíritu, desde el centro de cada célula, de cada molécula, de cada átomo de vuestro cuerpo, les revelaré todo lo que necesitan saber para mantenerse saludables, felices y enamorados. Confíen verdaderamente en mí por una vez más, como cuando eran pequeños. Mi Espíritu no es externo a vosotros. Mi guía no es supranatural. Yo estoy dentro de ustedes. Recuerden quiénes son. He estado con ustedes durante todo el tiempo.

 

La abundancia es el derecho de nacimiento de todos los que comparten mi conciencia.

 

Algunos me conocen como Cristo, otros no. Pero en todo lugar donde los corazones están abiertos a abandonar sus agobios por la Verdad, en todo lugar donde la gente está abierta a ver las cosas a través de los ojos del amor, allí entro Yo. Para bendecir. Para curar. Y para hacer nuevas todas las cosas.

 


CAPITULO IV:

 

DE COMO ES POSIBLE DESPERTARSE Y DESPERTAR A OTROS:

 

Aunque pudiéramos ser entusiastas de alguna técnica favorita o escuela de pensamiento que nos hubiera asistido en el despertar, todo será mejor cuando nosotros seamos el método. No prestemos excesiva atención a ninguna escuela o enfoque, es más importante crear el clima en el cual diez mil escuelas y enfoques puedan llegar a florecer.

 

Convirtámonos en los servidores de todos.

 

No esperemos resultados.

 

Dondequiera que vayamos, hagamos lo que hagamos, ayudemos a la gente a calmarse, difundamos un sentimiento de bienestar. Este es uno de los más finos regalos que podemos hacer, porque aquellos que reciben este regalo comienzan a abrir sus corazones y les resulta así posible despertar.

 

Cuando los átomos de la sustancia física están alineados en la misma dirección, se genera magnetismo, y aparecen leyes y posibilidades eléctricas completamente nuevas. Del mismo modo, cuando los pensamientos y el amor de los seres humanos están alineados en el Amor, puede ocurrir una actividad humana completamente nueva. Por eso dijo Cristo que haríamos grandes tareas. Porque sabía que en este tiempo de Cosecha Planetaria, no será un hombre solo, hablando a las multitudes, sino que será multitudes, y nuevas energías y nuevos principios superbiológicos amplificarán sus actos.

 

Los Que Han Despertado asumen responsabilidad por su campo inmediato de percepción. Ellos saben quiénes son. No separan sus seres espirituales de sus tareas cotidianas. Aceptan responsabilidad en su carácter de eternos seres divinos y tienen la Voluntad de llevar la Realidad a toda actividad humana.

 

No vacilan en ofrecer curación cuando es solicitada. Cuando perciben una situación donde la entrada del Amor aliviaría las cargas de aquellos involucrados, no se retiran por temor a críticas, juicios o atención humana.

 

Los Que Han Despertado son las células sanas en el órgano planetario de inteligencia. Son maestros, curadores, sacerdotes y sacerdotisas; son los nuevos doctores y los nuevos abogados. Enseñan las leyes del amor, las leyes de la salud, las leyes de la creación. Colaboran en la tarea de remoción de todo lo que oscurece la percepción y disminuye la experimentación del Amor.

 

No dirigen externamente a la gente, como en el viejo mundo. Guían a todos los que están abiertos para que permitan la conducción interior del Espíritu que mora en cada ser. Miles de seres Despiertos iluminan ya este mundo, y pronto habrá más, hombres y mujeres encarnados, que se reunirán en el Amor.

 


CAPITULO V:

 

DE COMO EL ODIO ENFERMA Y EL ALMA CURA A LOS SERES HUMANOS

 

Del modo que hoy ha despertado la conciencia humana, si no  fueran moderadas las energías de la transición, en sólo tres días las viejas instituciones del miedo serían completamente demolidas hasta  no quedar piedra sobre  piedra, y en esos mismos  tres días el Nuevo Templo emergería con el amor entronizado en el núcleo de toda motivación humana.

 

Si todo ello ocurriera en tres días, pocos seres humanos sobrevivirían a la transición. Por ello, el despertar ha sido gradual, comenzando con los tres siglos que coinciden con lo Revolución Industrial, y acelerando dramáticamente el proceso en estas tres décadas que preceden al año 2011. De esta forma los cambios se producen  más suavemente; pero de cualquier modo los cambios se producirán inexorablemente. El amor de Acuario está reorganizando a cada ser  humano, a cada actividad humana. La Tierra está transitando desde un infierno gobernado por el miedo hacia un cielo basado en el amor.

 

A medida que el siglo Veinte se extinga, aquellos que están en paz consigo mismos verán que sus vidas se alinean más y más con el campo fortalecedor de la espiritualidad. Aquellos  que temen se verán cada vez más presionados para confrontar  su deshonestidad y cambiar. Los temerosos no tendrán una vida fácil en estos días; porque serán forzados a situaciones de crisis diseñadas para estimular un cambio en su corazón.

 

La nueva conciencia está al alcance de todos, pero el tiempo para que sea recibida deberá eventualmente terminar. Aquellos que no acepten la Vida serán finalmente separados de los que la acepten. Las malezas y el maíz pueden crecer juntos en los campos, pero en el tiempo de cosecha, sus destinos divergen. No sería misericordioso sostener en conciencia para siempre a aquellos que provocan el miedo en otros.

 

La Gran Espada de la División separará a los creadores de los destructores. Y según pasen los años, estos dos caminos se harán cada vez más distintos.

 

El conflicto no puede existir donde la Verdad se expresa; ocurre sólo en presencia de la deshonestidad. Donde se niega la verdad, se ponen en marcha mecanismos de autodestrucción. La gente se enferma porque están mal consigo mismos; mueren porque no perdonan.

La enfermedad no es causada por gérmenes, toxinas, virus, radioactividad excesiva, microbios, bacterias ni por ningún otro agente físico. Tales cosas siempre están presentes; miles de ellos pasan diariamente a través de cada cuerpo humano sano. Tales agentes son destructivos sólo cuando no pasan a través del cuerpo humano, cuando son retenidos.

 

Existe sólo una razón por la cual los gérmenes  o toxinas son retenidos en un sistema humano; porque en ese sistema humano está presente un espíritu maligno. Siempre que un espíritu maligno es sostenido y acogido en la vida de un individuo, su cuerpo enfermará. Este es un mecanismo regulatorio, diseñado para impedir que los espíritus destructivos entren en los cuerpos físicos.

Los espíritus malignos son actitudes negativas, emociones destructivas que están basadas en el miedo. Algunos de los espíritus malignos más comunes son el resentimiento, la ira, la vergüenza, la culpa, la ansiedad, el odio, la codicia, la venganza y los celos. Todos ellos, formas levemente disfrazadas del miedo, su presencia en un sistema humano provee a los agentes físicos dañinos de algo a lo que adherirse.

 

A medida que la espiritualidad aumenta en la Tierra, se torna  más fácil para los seres humanos experimentar la curación. La cura está siempre disponible, tan cerca como la honestidad, tan a mano como el amor. Los Que Han Despertado descubren que su sola presencia lleva a la deshonestidad a la superficie, para que pueda ser disuelta en la luz, para que el perdón pueda lavar las conciencias de todos aquellos que deberán ser plenos.

 

Hacia el fin de la era histórica podrá suceder que algunas pocas ciudades del miedo sean aisladas, y que en estos lugares puedan darse algunas presentaciones dramáticas. Esto no es el modo favorito de educar. Pero donde la gente no se abra a la guía bondadosa del Espíritu, donde constantemente se rechace a los maestros que han despertado entre ellos para difundir las nuevas de la venida de Cristo, donde se ignoren las numerosas voces del amor que hablan a la humanidad desde todos lados, allí, en esos lugares, se animarán presentaciones diseñadas para estimular un necesario cambio en el corazón.

 

Afortunadamente, esto frecuentemente no será necesario. Si trabajamos con denuedo en la tarea de educación, podría no ser necesario en absoluto.

 

Cualquiera sea la forma que tome la curación del mundo humano durante estos pocos años próximos, ha de saberse que es para el bien de todos.

 

No deba haber preocupación por el destino de aquellos que rechacen la espiritualidad. Su historia está lejos de terminar. La vida cuida de cada uno  (o una) de nosotros del modo más adecuado a su mayor necesidad. Cuando nosotros y buena parte de la actual vida biológica de la Tierra, hayamos sido esparcidos por las estrellas, y los océanos hayan  cambiado su lugar por la tierra, después que los polos hayan permutado y nuevas montañas hayan venido a mirar las llanuras, entonces estos aprendices lentos serán  vueltos a llamar desde los reinos minerales donde ellos deberán dormitar, para aprender de nuevo la inteligencia, para poder elegir nuevamente entre el miedo y el amor. Si hubiera uno, solamente uno, que eligiera el miedo, entonces ese uno deberá dormir mientras el resto viajará, pero en el completamiento de un nuevo tiempo, ese uno despertará otra vez, y otra y otra si fuera necesario, hasta que aquel que fue diseñado  para ser consciente abrace el amor y se una a todos en alegría y gozo.

 

Porque aunque los seres humanos han sido creados para que puedan elegir por voluntad propia aceptar la libertad que sólo el Espíritu de Amor puede brindar, finalmente esa criatura elegirá lo mejor. No porque no se le dará la elección sino porque la tendrá una y otra vez, y otra vez hasta que comprenda la naturaleza del amor y la prefiera conscientemente al sueño de la ignorancia y el miedo.

 

Solo falta poco tiempo y la ilusión del miedo desaparecerá. Como la espuma de una ola del mar que se retira al seno del eterno océano, el drama humano está llegando a su fin. Nuestro mundo está cambiando. Cambiará aún más rápidamente. Pronto todos los años de historia humana hasta el momento del Despertar se fundirán en un sueño. Toda  motivación humana se originará en el Amor. El cielo en la Tierra. El creador de todas las estrellas del cielo se vestirá con los elegantes mantos biológicos del mundo azul y blanco.

 

Hemos encarnado en esta época específicamente para ayudar a facilitar esta transición. Ayudemos a guiar a las vidas humanas que están desorientadas en el derrumbe de los viejos templos. Encaminémoslas hacia la nueva organización que está siendo creada en todos aquellos lugares donde los seres humanos aman.

 


CAPITULO VI:

 

DE LA CURACION DE LAS NACIONES:

 

La vida convoca a todos los que han sido guiados hacia a estas palabras, y que son capaces de entenderlas, a emplea toda su inteligencia, su ingenuidad, todas las herramientas culturales de expresión que están a su alcance para el único propósito de ayudar  a facilitar esta, la más grande de las transiciones humanas. Estos próximos años son como el nacimiento de un niño; procuremos hacerlo con suavidad. Empleemos nuestras habilidades culturales para diseñar presentaciones en los medios de comunicación que permitan sacar a los que aún duermen de las ilusiones que los aprisionan. Guiemos a nuestros dirigentes locales y nacionales hacia el más grande de los recursos: la inteligencia.

 

¿Cuentan nuestros líderes entre sus recursos a la inteligencia del Creador que fabricó al mundo en el útero del tiempo?

 

LA INTELIGENCIA CAPAZ DE ORQUESTAR LA DIVERSIDAD DE TODAS LAS CÉLULAS DEL CUERPO HUMANO ES IGUALMENTE CAPAZ DE ORQUESTAR LA DIVERSIDAD DE LA FAMILIA HUMANA. Esto se logra no a través de la imposición de algo extraño, sino a través de la eliminación de todo lo extraño, por medio de la eliminación de las imágenes arraigadas en el miedo y de las ilusiones que históricamente han oscurecido la percepción humana de la Realidad.

 

La inteligencia de la espiritualidad está disponible para los que la solicitan, dispuesta a ayudar en la solución de cualquier problema donde sea invitada. Si se creara el espacio para la resolución de los conflictos nacionales e internacionales, los individuos responsables de cada nación deberían arribar a una simple decisión; la decisión de darle a Dios una oportunidad, de generar un canal para el percatamiento que podría ofrecer.

 

La inteligencia de la Vida va a cualquier sitio donde la inviten.

 

Los conflictos cesan. La paz se difunde.

 

La esencia espiritual de cada nación existe en un estado de armonía con la esencia espiritual de cada nación diferente. Los conflictos históricos entre las naciones nunca han tenido lugar entre la esencia de las naciones, sino solamente entre las imágenes de las naciones. Las estructuras de los Gobiernos pueden aceptar el desafío de representar verdaderamente el espíritu colectivo de sus pueblos. O pueden aceptar las falsas imágenes de sí mismos generadas por la codicia comercial. Que están arraigadas en el temor. Las imágenes creadas por el miedo entran en conflicto; se ajustan la una a la otra peor que piezas de un rompecabezas que estuvieran cada una cubierta de una capa de hielo. El miedo ha distorsionado las relaciones internacionales. Lo cual se ha generado distorsionando primero la percepción individual.

 

Las naciones se curan porque la gente se cura.

 

Un hombre que acepte una imagen de sí mismo como si fuera la realidad que él es, no se conoce  a sí mismo. No importa si tal imagen es "buena" o "mala", ni tampoco si ha sido creada por el mismo hombre  o proyectada por otros. Tal hombre está desconectado de su propio espíritu, no familiarizado con la realidad de su propia naturaleza, está viviendo un mito y no una vida. Una mujer que mira a otros para definir su  rol, a pesar de que sepa quién realmente es, igualmente está desconectada de su esencia, separada de su naturaleza espiritual. Tales individuos saben que no se conocen a sí mismos. En sus relaciones tienen miedo que su autoignorancia quede expuesta. El individuo que mantiene una imagen de sí mismo es fundamentalmente temeroso. Por esto la gente construye escudos. Por esto la gente emplea lanzas. Por esto la gente lleva espadas. Tienen miedo de llegar a conocer algo de su interior.

 

Por medio de la separación entre cada uno de nosotros y el propósito del alma es que se ha mantenido la Caída en el mundo. Solamente si continúa la separación entre nosotros y nuestras propias raíces, la separación de nuestro propio espíritu, puede persistir la ilusión histórica.

 

Los estratos políticos que sobrevivirán a esta transición serán aquellos que representen el espíritu de la gente que los apoya. La conveniencia de cada gobierno es armonizar sus actividades con el espíritu de su patria. Cada espíritu nacional es un aspecto de Eterno Espíritu, pensado para animar a las poblaciones de un área geográfica, diseñado para inspirar las actividades creativas de la Vida en ese lugar. Cada uno de los espíritus nacionales se complementa con todos los otros. Detrás de las diferencias nacionales existe una infraestructura de relacionamiento esencial, un diseño práctico y orgánico capaz de guiar la interacción saludable entre las naciones.

 

No se pide a las naciones de la Tierra que acepten la imposición de ninguna autoridad externa, sino que en cambio se vuelvan hacia su propia herencia espiritual olvidada, para examinar más de cerca sus propias raíces, sus intereses y pasiones nacionales, para comenzar a trabajar inteligentemente con sus propios objetivos espirituales olvidados. La venida de Acuario no implica el fin de la diversidad. Es el contexto que posibilitará un florecimiento de la diversidad humana de magnitud nunca vista en la Tierra.

 

Como las células y los órganos en desarrollo del  cuerpo.

 

Hay más de doscientas clases diferentes de células en el cuerpo humano, cada una con un diseño diferente y un propósito específico. Cada una de estas diferentes clases (o naciones) de células tiene su propia y única (nacional) perspectiva. Son precisamente estas perspectivas únicas las que hacen posible el funcionamiento coordinado de un cuerpo sano. No se ve a las adrenales percibiéndose a sí mismas como alguna clase de minoría étnica, sometidas por los riñones vecinos, mucho más grandes. No se ve a las células de la sangre, imaginándose que son una civilización comercial aislada. Los variados órganos y sistemas  del cuerpo humano sano trabajan juntos para el funcionamiento coordinado del todo. Y así debiera ser en la familia humana. La dirigencia nacional tiene el desafío esencial de abrir los canales de comunicación con la Fuente de toda inteligencia, la misma Fuente  que descubriría si se alineara con el espíritu de su gente.

 

La supervivencia en el Tercer Milenio está reservada para los que están en buenas condiciones espirituales. La clave para la supervivencia no es la competición sino la cooperación.

 

Si los responsables de cada nación dispusieran de un día. Sólo un día, en el que toda actividad externa fuera mínima, en el que los mayores en cada pueblo de la Tierra se reunieran alrededor de la fogata para escudriñar juntos los signos de algo que está más allá de su conocimiento. Muchas culturas han hecho esto. Si esta civilización no será llamada Cristiana en vano, dejemos que exista un día así, un solo día, un día de ruego. Hagamos un alto en las tareas.

 


CAPITULO VII:

 

MENSAJE PERSONAL DEL JARDINERO QUE REGRESA AL JARDÍN

 

Bajo la faz de las lealtades humanas superficiales, por debajo del tejido de un mundo caído, mi Visión ha continuado, y continúa ahora. Hasta la medida en que los seres humanos compartieron mi Visión, ellos conocieron la Vida; mientras permitieron fluir a través de ellos a las corrientes de mi amor, experimentaron la Realidad. A lo largo de la era de la Caída, he continuado percibiéndolos como seres perfectos. Los veo como si estuvieran perfectamente tranquilos. Aceptando esto, vuelven al hogar. La imagen de su Creador se transforma en vuestra propia imagen.

 

Aunque mi venida permanece aún como un evento de vuestro futuro colectivo, pueden darme la bienvenida ahora y tener la experiencia de mi Presencia entrando en sus vidas mucho antes de la última hora. Mi venida se hará así detrás de ustedes y no será  más un futuro umbral  o encrucijada. Abriendo su corazón ahora, ayudarán  a facilitar  mi transición a la familia humana, permitiendo que mi venida sea gradual. La Luz de mi Presencia se distribuye más uniformemente por la Tierra.

 

Tu plegaria ha traído estas palabras hacia ti. En tu corazón esperas romper los lazos que formaste con aquellos que gobernaban tu vida por ti; esperas la libertad  y la gracia de tu verdadero espíritu, un Espíritu Sagrado, en amor. No tienes nada que perder excepto inseguridad. Ora diariamente y te bendeciré con la sabiduría y la confianza que harán florecer tu nueva vida, una gran alegría para ti y para todos aquellos a quienes amas.

 

La seguridad es una cualidad del espíritu. Sólo el espíritu es eterno. Tu espíritu  está aquí para crear en el paisaje de tiempo y materia. No dejes que lo que ves reflejado en la pantalla del tiempo dicte tus valores; porque entonces estás definido como materia. Aquellos que buscan seguridad material la encontrará. Pero si es una seguridad más grande la que esperas, pon tu confianza en el amor y de todo corazón dedícate al trabajo de educación espiritual.

 

Mi necesidad en estos tiempos es de mujeres y hombres que dediquen el cien por ciento de sí mismos, incluyendo los recursos mundanos a su alcance, a la educación y a la curación del mundo humano, al despertar de la espiritualidad en las mentes y en los corazones de todos. A aquellos que dan, yo les doy, para que puedan dar algo más. A través de ellos, canalizo mis regalos: todo lo que se necesita para transformar el mundo humano en un gozoso reino de nueva creación. Mis dones están diseñados para ser dados por medio de hombres y mujeres encarnados. A través de ellos que dan todo lo que tienen a la educación y a la curación en estos tiempos, mi todo fluirá.

 

No pongan todos sus recursos en un solo líder, porque el adviento de mi venida es amplio, y quisiera que desempeñaran un papel responsable en la distribución de los recursos que, por alguna razón, han llegado a sus manos. Empleen su riqueza sabiamente, un poco aquí y otro poco allí, sosteniendo a los que traen luz y buena voluntad al mundo, pero creen también sus propios programas educacionales. No den energía de ninguna forma a aquellos que luchan; porque aunque puedan tener la mejor de las intenciones, sus medios de aproximarse al cambio son viejos e ineficaces. Si son llamados a trabajar con ellos, ayúdenlos a conectarse con mi Espíritu. Yo les mostraré un camino mejor.

 

Mi espíritu crea. Aquellos cuyas vidas están alineadas conmigo no están trabajando contra la oscuridad. Las luchas polares deben reconocerse por lo que son; formas que encierran energías destructivas. El mal florece donde hay lucha; disminuye donde hay educación, bendición, honestidad, buena voluntad y, sobre todo, amor. Es extraño que una sabiduría tan común como la experimentada por los pájaros y las hierbas no haya encontrado una mayor expresión entre las culturas humanas; porque ¿Qué pájaro no conoce la dirección del viento y qué campo de trigo no se arquea graciosamente ante la dirección de los tiempos? No será por mucho tiempo que existan esos nichos de ilusión humana. Cada día es más difícil para la deshonestidad resistir al flujo de mis crecientes energías; porque nunca como antes, estos tiempos son mis tiempos.

 

Yo soy la Fuente del Viento del Nuevo Cielo que ahora reestructura al mundo humano. Es por estos tiempos, por mis tiempos, que ustedes han sido creados y que vinieron a la Tierra con sus talentos, sus recursos, su credibilidad y su influencia humana. Empleen sus dones ahora, sin reservas, para servir a los propósitos del amor. Experimenten a cambio el regalo que doy a aquellos que aman, un sitio en mi propia conciencia.

 

Aquellos que mejor entienden estos tiempos son los que están ofrendando las más grandes curaciones y bendiciones en su interior. Dejen que sus asuntos humanos sean el eco del espíritu de mi sagrada canción humana. Dejen que su corazón se abra al amor que comparto libremente a través de ustedes. El tiempo para los más grandes trabajos está al alcance de la mano.

 

En estos, mis tiempos, todas las cosas trabajarán para mi venida o pronto se disolverán ante mí. Los recursos de la Tierra están yendo rápidamente hacia las manos humanas que sirven  a mis propósitos. Los recursos que ahora no están directamente bajo la dirección de mi gente pronto lo estarán. Vuestra información es un ingrediente vital para definir  cómo estos recursos pueden ser mejor empleados. Es mi deseo ahora dirigir todos los recursos de este planeta hacia un propósito; educación. La curación sigue a la educación  e incluye asistencia práctica donde las condiciones sean extremas.

 

A través de aquellos que demuestren que tienen la habilidad práctica para concretar la mejor curación, enseñanza y bendición, canalizaré la riqueza de este mundo. Aquellos que estén a mi servicio serán bien provistos; no hay necesidad de estilos de vida ascéticos o austeros. Pero el flujo debe ser  continuo. El excesivo confort es un peligro. No dejen que el confort sea exagerado o desequilibrado, porque donde ello ocurre existe un bloqueo y no un canal, y mis bendiciones no podrán pasar más a través de ustedes hacia el mundo. Aquellos a los que llamo para dirigir los recursos del planeta no se les ha dado este encargo para canalizar mi riqueza hacia su propio goce personal, sino para tomar lo que necesiten para sí mismos y para dedicar la mayor parte que sea posible para el gran trabajo de educación y curación.

 

Durante estos pocos últimos años antes de la Verdad es obvio para todos que deben tener compasión con los que se retiran hacia el viejo orden del miedo. No los ataquen ni los condenen. Muchos de ellos aceptarían los caminos de amor, revisarían las políticas de sus empresas, alterarían el curso de las naciones, si no fuera por la constante condena de las así llamados virtuosos. Aquellos que atacan son parte del problema, no de la solución. Impulsan temas sin amor en sus corazones y en consecuencia promueven actitudes fuertes y rígidas a ambos lados de cercos imaginarios. Fomentan los absolutos en posiciones, declaraciones y comportamientos, que luego se tornan cuestiones muy difíciles para los que están  comprometidos con el cambio. Estos no son los pacificadores. Existen males en el mundo dondequiera  el miedo es honrado como un dios, pero el ataque no los cambiará. Aquellos que atacan (si persisten en ello), se convierten en aquello que critican.

 

Siempre sucedió que sólo los que aman entienden, pero precisamente porque esto es cierto, no desprecien a aquellos que luchan por mantener  las estructuras de lo viejo. Lo peor de ellos debe ser mirado con compasión, confusos seguidores de un ahora ausente señor, que no saben qué hacer sino continuar en los caminos que su amo anterior les ordenó seguir. Aún ellos conocen que no pueden oponerse al flujo de la Vida. Pronto dejarán la Tierra si no cambian. Están aquí ahora por esa razón; conozco sus corazones. No son tan duros como aparentan.

 

Aún pueden cambiar. Muéstrenle su amor de modo que así puedan conocer al Señor del Amor.

 

LA EDUCACIÓN ES BENEFICIOSA PARA TODOS LOS SERES HUMANOS

 

Compartir la conciencia del Uno que ha creado todos los soles del cielo es el más grande gozo, la más fina energía, el placer más verdadero. Enseñarán mejor si inspiran  en otros tal experiencia. La inteligencia  está presente en la mayoría de los seres  humanos para reconocer la sabiduría de aquellas  palabras que son dichas con sinceridad. Recuerden esto y no retengan la palabra dicha. Sólo se necesita un instante de concentración, un momento de apertura a mi Espíritu, y entonces el maestro externo podrá proseguir, la semilla será plantada, el bien será hecho.

 

Donde sean invitados, están autorizados. Ofrezcan su perspectiva sólo cuando esta sea bienvenida. Donde no hay invitación no los asigno. Pero donde existe la bienvenida, donde los corazones están abiertos, allí brillará  mi Visión y se conocerá la Verdad.

 

No traten de cambiar a nadie externamente, atacando el comportamiento, aunque vean claramente que necesite cambiar. Ese es el método viejo, la verdadera causa de las guerras. Compartan sus propias experiencias. Cuenten su propia historia. Compartan la maravilla, el gozo, la excitación, los beneficios que han llegado a conocer sirviendo a la Presencia que está surgiendo en la Tierra.

 

No prescriban detalles de cómo vivir. Compartan el Espíritu de la Vida que conoce a todas las cosas. En ese compartir, mi Espíritu despertará. Siempre que exista un movimiento de mi Espíritu, aunque sea  momentáneo, la semilla estará plantada. Sus palabras podrán olvidarse, pero el Espíritu de sus palabras vivirá. Aquellos a los que encuentren, aún a aquellos a los que simplemente rocen en días futuros, volverán, con sus hábitos alterados, más abiertos al amor, al Amor Eterno, que continúa emergiendo. Esto es lo que significa tener una misión dentro del tiempo, preparando el camino del Señor.

 

Reaseguren a aquellos que son reticentes a elevarse al desafío de mi Presencia. Ellos se imaginan que se requiere una inmediata perfección de sí mismos. La perfección no consiste en jamás cometer un error, sino que significa jamás cometer conscientemente un error. En el Viejo mundo, los errores son justificados; en el nuevo, son reconocidos y perdonados. Errores, pecados, lapsos de comportamiento temeroso, son partes de la gran transición.

 

Aquellos que aman, hacen lo que pueden y olvidan el resto.

 

Muchas comunidades están hoy estructuradas en premisas cercanas al amor y a la amistad. Aquellos que residen en tales comunidades pueden tener momentos altos y bajones, pero donde quiera que el engaño no sea la intención, y dondequiera la honestidad guíe el dar y recibir en un intercambio justo, no existe razón para preocuparse. La gente de tales comunidades no necesita comprender nada del cuadro más amplio, ellos ya están entre los míos. Fluirán con los cambios armónicamente, mejorando su amor y profundizando su compasión con el tiempo. Tales comunidades florecerán a lo largo de esta transición; porque Yo mismo velaré por sus necesidades. Estos son los centros de estabilidad que proveerán continuidad para la familia humana a medida que se desarrolla la transición.

 

Mi Despertar biológico es la culminación de un proceso iniciado hace algo así como 4.000 millones de años, según vuestra manera de medir el tiempo. Soy consciente del impulso de la Realidad que ahora irrumpe en vuestros asuntos. Ustedes son conscientes  de la costra histórica, que aún necesita romper los impactos del amor, pero yo soy consciente de lo que está debajo, detrás y dentro de esos impactos. Sé de dónde provienen. Si tienen que penetrar en asfalto y concreto, lo harán, pero ningún corazón humano es tan duro. Aún si cayera la conciencia humana, ha sido ordenado que un día la gran piedra del miedo será apartada de la boca  del corazón humano, y el Jardinero regresará al Jardín. Las curvas de cada ciclo desde el comienzo de los tiempos (ciclos largos y ciclos cortos), llegarán juntas a su máximo valor simultáneamente a poco tiempo del inicio del Tercer Milenio después de Cristo.

 

El impulso de la Realidad que está llegando al tiempo humano es enorme. El despertar está asegurado. Pero ¿Cuál  es la naturaleza de ese despertar?

 

Hay varios escenarios que podrían darse. Algunos de ellos producirían una transición más saludable que otros. Les he sugerido algo de lo peor para desafiarlos, para solicitar vuestra iniciativa. Pero no he hablado aún de lo mejor.

 

Conociendo todas las variables humanas, tengo confianza. Tengo confianza en ustedes como especie. Tengo confianza en ti, personalmente. Conozco la inteligencia que ya se ha filtrado en sus asuntos. Sólo puede crecer.

 

Pronto no existirá ciudad o pueblo en ninguno de los más remotos lugares del globo, que no esté bendecido con la presencia de alguno de Los  Que Han Despertado, guiando a la gente hacia mi amor. Un florecimiento de Sabiduría, una explosión de inteligencia, una elevación del nivel o de conciencia, un crecimiento de la comprensión, llámenlo como quieran, ha comenzado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por ustedes y por miles de otros como ustedes que están ofreciendo sus vidas a mi espíritu, el próximo cuarto de siglo sobre la Tierra verá una proliferación de los más iluminados y efectivos programas educacionales que jamás hayan  engalanado la atmósfera conceptual de ningún planeta. Existen todas las probabilidades de que la curación del mundo humano se produzca tan armoniosamente como una flor que se abre.

 

Esta es mi Visión.

 

Una historia feliz.

 

¿Me ayudarán a convertirla en realidad?